Apresados tres individuos que habían sustraído un todoterreno tras una persecución de más de 10 kilómetros

Los delincuentes, que suman ya más de 50 detenciones por delitos similares golpearon a un patrullero para hacerlo caer a un canal
|


Policialocalcochenoche


Agentes de la Policía Local de Sevilla, adscritos a la Delegación de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, han detenido y puesto a disposición judicial, a tres jóvenes, tras una persecución de más de 10 kilómetros, por presuntamente conducir sin permiso de conducción un vehículo sustraído, conducción temeraria y atentar contra la vida de los agentes.

El delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, ha felicitado a todos los agentes que han participado en la detención “por poner en riesgo su integridad física para lograr dar alcance a estos individuos que acumulan 50 detenciones anteriores y que llegaron a poner en riesgo la vida de otros conductores y de los propios policías”.

Los hechos se han producido durante la madrugada de hoy, cuando una patrulla observó que salía un todoterreno del Polígono El Pino, infundiéndoles sospechas por la hora. Al darle la orden, el conductor, lejos de obedecer, intenta escapar comenzando una persecución que les llevó entre otras vías por la Autovía Sevilla-Málaga. El conductor llegó incluso a conducir durante casi 2 kilómetros en dirección contraria zigzagueando por los tres carriles para evitar ser adelantado, poniendo en serio peligro a otros conductores que a duras penas consiguieron evitar la colisión frontal, entre otros un camión que procedía de Málaga.

Durante la persecución, se introdujo en un camino de tierra anexo a un canal de apenas dos metros de ancho, donde frenó bruscamente y dio marcha atrás golpeando la parte frontal del patrullero e intentando hacerlo caer al canal con los agentes en su interior, lo que finalmente pudo ser evitado por la pericia del agente que conducía. 




La persecución llegó hasta la localidad de Alcalá de Guadaira y regresó nuevamente hasta la capital a lo largo de 10 kilómetros y medio, uniéndose durante la misma varios patrulleros más hasta que uno de ellos los patrulleros colisionó con el vehículo perseguido y provocó provocando que se detuviera finalmente. Los agentes procedieron a la detención de los individuos, a la que ofrecieron fuerte resistencia.

Los detenidos fueron trasladados hasta un centro hospitalario para ser asistidos, quedando dos de ellos custodiados en observación por prescripción facultativa. El tercero fue dado de alta y quedó en los calabozos a disposición judicial. Finalmente, una vez realizadas las comprobaciones rutinarias, los agentes tuvieron conocimiento de que el conductor carecía de permiso de conducción por pérdida de vigencia. El vehículo, que había sido sustraído, presentaba una ganzúa en la cerradura de arranque y fue trasladado por una grúa hasta el depósito municipal.