UGT prevé un cincuenta por ciento de menos de aceitunas en verdeo sevillano y más abusos de empresas

La campaña del verdeo del 2017 comenzará en la segunda semana de septiembre
|


Article 7


El sindicato UGT considera que la campaña de verdeo en Sevilla contará con una recogida de 150.000 toneladas de aceitunas aproximadamente, lo que supone una reducción del 50 % en la producción habitual con respecto a años anteriores, cuando la cantidad estuvo entre 280.000 y 300.000.En rueda de prensa, el secretario Sectorial Estatal de Agrario y del Manipulado Hortofrutícola UGT-FICA, Emilio Terrón, ha informado hoy de que trabajarán alrededor de 30.000 personas en una campaña más corta que otros años, que pasará de los treinta días habituales a una previsión de catorce en las principales zonas de verdeo, localizadas en el Aljarafe y la Sierra Sur de Sevilla.


Terrón ha advertido que esta reducción en la recolección equivaldrá a un incremento en los "abusos de los empresarios", ya que los trabajadores estarán forzados a realizar su labor a destajo y no se declararán el total de jornadas reales producidas.En ese sentido, Terrón ha anunciado que los salarios se mantendrán igual que el año pasado, con 47,78 euros por día en jornada regular y 68,47 euros en domingos y festivos, unas cantidades congeladas por la escasa disposición de la patronal a cumplir con el convenio colectivo del campo.


El secretario general de la UGT-FICA Sevilla, José Berjano, ha anunciado posibles huelgas y movilizaciones si no se producen "avances significativos" en las reuniones con las delegaciones autonómicas de Empleo y Agricultura y la patronal Asaja previstas para la semana que viene. Según UGT, el "fraude" en el campo sevillano, y en especial en la recogida de aceitunas, se ha convertido en "tónica general", al haber un 95 % de casos de destajo en los que los trabajadores extienden su jornada reglamentaria para alcanzar las altas tasas de caja o de espuerta impuestas "unilateralmente" por los empresarios.


UGT de Sevilla ha pedido un mayor control de las administraciones para evitar también la creciente siniestralidad laboral en el campo y establecer una relación creíble entre los kilos de aceitunas vendidos por la empresa y la cantidad jornadas declaradas, que "falsean para cobrar ayudas europeas".El sindicato ha incidido en que se produzca una subida salarial según el IPC, en que se impongan los contratos por escrito y se establezca un convenio de tres años que defienda los derechos laborales.


La externalización de servicios de recogida es otro de los problemas que han criticado desde la UGT, ya que "ahí es donde sacan beneficios", ha declarado Emilio Terrón. También ha denunciado un descenso en la contratación de la mujer en el verdeo, ya que las trabajadoras han pasado de ser el 60 % del total