Assistel niega "vulneración de derechos" y defiende sus pagos a la plantilla en Camas

El Ayuntamiento de la localidad, gobernado por Rafael Recio (PSOE), ha encomendado a su servicio jurídico que estudie la posibilidad de rescindir el contrato adjudicado a esta empresa
|


Unidad de estancia diurna asisttel aljarafe 1 625618

Asisttel, empresa adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio del Ayuntamiento de Camas, ha negado este pasado viernes que haya "limitado o vulnerado" los derechos de sus trabajadoras y, frente a las diversas acusaciones de retrasos en los pagos de las nóminas, ha defendido que la plantilla cobra "dentro del mes devengado".


El Ayuntamiento de Camas, gobernado por Rafael Recio (PSOE), ha encomendado a su servicio jurídico que estudie la posibilidad de rescindir el contrato adjudicado a esta empresa para la prestación del servicio local de ayuda a domicilio. Para ello, esgrime el alcalde que en este servicio que ya en el pasado ha sufrido conflictos de esta naturaleza, las trabajadoras "denuncian los injustificados atrasos en el cobro de nóminas, las dificultades que encuentran para hacer uso de sus derechos laborales y además el que en ocasiones no se les proporcione equipos homologados".


El primer edil, al respecto, reconocía que el Ayuntamiento adeuda a Asisttel las partidas económicas correspondientes a la facturación de los meses de junio y julio, aunque precisaba que se trata de una incidencia "imputable" a la propia empresa, que hasta el pasado 7 de agosto no habría "subsanado los defectos advertidos" en las facturas remitidas.


Avisando de que el asunto suma ya "muchos episodios acumulados", el alcalde de Camas ve así motivos para "ahondar en las posibilidades que ofrece la Ley de Contratos del Sector Público, para no permitir estos hechos". UGT, de su lado, ha avisado también de "los incumplimientos de esta empresa en materia laboral, especialmente en lo referente al pago de las nóminas", recordando que el servicio de ayuda a domicilio de Camas ha sido objeto de cinco convocatorias de huelga entre 2012 y 2015 y seis concentraciones entre 2012 y 2014.


La organización sindical señalaba además ocho denuncias presentadas contra la citada empresa en la Inspección de Trabajo. Frente a tales acusaciones, Asisttel defiende que nunca ha "limitado el ejercicio de los derechos laborales", vulnerado "derechos fundamentales" ni adoptado "medidas arbitrarias o desproporcionadas", asegurando que sus actuaciones se ciñen al convenio estatal y el Estatuto de los Trabajadores.


En cuanto a las nóminas, la empresa asegura que "es radicalmente falso que se hayan producido retrasos de tres meses" en los pagos, defendiendo que la plantilla cobra "dentro del mes devengado" y que la empresa incluso se ha hecho cargo de los salarios "cuando en el pasado el Ayuntamiento no cumplía con sus compromisos, siendo condenado por los reiterados retrasos en el abono de las facturas". Así, la empresa ha defendido su "trayectoria" y "honradez", lamentando las "informaciones falsas y malintencionadas" y el "daño" causado a su imagen pública.