La Audiencia Nacional condena a dos jóvenes por pagar en la capital con billetes falsos de 200 euros

La pena es de dos años de cárcel y multas de 1.600 euros, por delitos de expedición de moneda falsa y estafa continuada, al haber pagado en 2014 en ocho establecimientos comerciales de la provincia
|


200euros

La Audiencia Nacional ha condenado a dos jóvenes a sendas penas de dos años de cárcel y multas de 1.600 euros, por delitos de expedición de moneda falsa y estafa continuada, al haber pagado en 2014 en ocho establecimientos comerciales de la provincia de Sevilla con "billetes falsos" de 200 euros "cuya ilegitimidad conocían".


En su sentencia, recogida por Europa Press, la Audiencia Nacional declara como hechos probados que "la mecánica operativa" de los dos protagonistas de los hechos consistía en acudir a establecimientos comerciales en compañía de "menores de edad" y "adquirir efectos por un valor muy inferior al de 200 euros, entregando para el pago un billete falso de 200 euros".


En el momento en el que los empleados de los comercios intentaban comprobar la autenticidad de los billetes, según la sentencia condenatoria, estas personas les acusaban de ser "racistas" y de efectuar la verificación bajo la mera premisa de que la compra en cuestión la realizaban personas "de etnia gitana". "Aprovechando el alboroto" derivado del enfrentamiento con los empleados, según el fallo de la Audiencia Nacional, "conseguían entregar el billete falso y obtener el producto y el cambio del mismo".


La sentencia desgrana que de los dos condenados, el varón se encargaba de los transportes en coche y de "intervenir discrepando al dependiente cuando procedía a verificar la autenticidad del billete", mientras que la mujer era quien "se presentaba en el establecimiento para utilizar los billetes falsos" comprando efectos por un importe muy inferior a la cuantía de 200 euros.


"PLAN PRECONCEBIDO" 


Los protagonistas de los hechos, según la sentencia condenatoria, aplicaron esta práctica en ocho establecimientos comerciales o supermercados como Mercadona o Supercor Exprés, de Sevilla capital, San Juan de Aznalfarache y Tomares. Mediante este "plan preconcebido", según la Audiencia Nacional, estos dos jóvenes se dedicaron a "introducir billetes de 200 euros ilegítimamente confeccionados, mediante la adquisición de bienes en diferentes establecimientos, pagando con billetes falsos cuya ilegitimidad conocían, sin que quede acreditada la identidad de la personas que los falsificaba o se los suministraba", resume el fallo.


Por ello, la Audiencia Nacional ha condenado a la mujer como responsable de un delito de expedición de moneda falsa, con los atenuantes de confesión de los hechos y de reparación de los daños, a un año y medio de prisión, así como a una multa de 1.600 euros. Además, se le condena a seis meses de cárcel sustituibles por una multa de 1.080 euros, por un delito de estafa continuada.


En cuanto al varón, ha sido condenado como cómplice de un delito de expedición de moneda falsa a la misma pena que ella y como autor de estafa continuada con una pena también de seis meses de prisión e igualmente sustituible por una multa de 1.080 euros. Finalmente, a ambos se les impone resarcir con 200 euros en cada caso, a varios de los establecimientos afectados por estas prácticas.