Marea Blanca convoca una concentración por el accidente y el Hospital de Valme habla de "falta de respeto"

​A las «irregularidades en el funcionamiento y deficiencias en el mantenimiento» de los ascensores denunciadas por el sindicato la dirección del centro recuerda la ausencia de incidentes previos
|


Valmemn



La Marea Blanca de Sevilla ha convocado una concentración para las 11.00 horas del jueves a las puertas del hospital Virgen de Valme, en respaldo a la familia de la joven de 25 años fallecida en dicho centro al sufrir un accidente en el ascensor en el que iba a ser trasladada al área de planta, después de haber dado a luz a su tercera hija. La concentración está destinada además a rechazar «los recortes y privatizaciones, origen principal de este deterioro de la sanidad pública andaluza que estamos sufriendo todos los días, a veces de forma dolorosa y dramática».


Para la Marea Blanca, «no se trata de una deficiencia puntual y casual en un ascensor del Hospital», pues el colectivo contaría con «testimonios directos de trabajadores sanitarios que refieren irregularidades en el funcionamiento y deficiencias en el mantenimiento (de los ascensores), que han sido objeto de denuncias verbales a directivos del hospital sin que estos hayan mostrado el interés suficiente para poner arreglo a este tema vital para el desarrollo de la actividad asistencial del hospital».


La organización, en ese sentido, encuadra el accidente en «los procesos de privatización y externalización que la Junta de Andalucía ha venido realizando en los últimos años en determinados servicios de los hospitales». Concretamente, avisa de «la privatización de los servicios de mantenimiento de los ascensores ha sido objeto, como norma general, de un proceso de abaratamiento con sucesivas pujas a la baja que han degenerado en un mantenimiento insuficiente».


Además, el colectivo señala «la disminución en las inversiones necesarias para reforma y mejoras, consecuencia de los reiterados recortes en la sanidad pública andaluza, lo que ha determinado igualmente un envejecimiento y deterioro de las instalaciones». Igualmente, la organización reclama una «comisión de investigación» del accidente, ya objeto de diligencias judiciales y de proceso interno por parte de la Administración sanitaria, así como «la dimisión de la anterior directora gerente del hospital de Valme y actual directora general de Asistencia Sanitaria de la Consejería de Salud», porque «en repetidas ocasiones hizo oídos sordos a las quejas por las deficiencias en el funcionamiento de los ascensores del hospital».


LA RESPUESTA DEL HOSPITAL


La Dirección del Hospital de Valme de Sevilla ha reaccionado a las afirmaciones realizadas por el colectivo Marea Blanca, que ha convocado una concentración para las 11,00 horas del jueves a las puertas del centro en respaldo a la familia de la joven de 25 años fallecida al sufrir un accidente en el ascensor en el que iba a ser trasladada al área de planta, después de haber dado a luz a su tercera hija. 


Para el hospital, según ha señalado en una nota, las afirmaciones realizadas por los portavoces de la Marea Blanca ponen de manifiesto "una absoluta falta de respeto y consideración" hacia la labor que desarrollan diariamente los profesionales del Hospital Universitario de Valme, así como hacia la familia de la paciente fallecida y el trabajo que se está realizando desde la dirección del hospital tras el accidente. En este sentido, "es necesario recordar que, tal y como consta en la Dirección Gerencia del centro hospitalario, según los registros metódicos de los que dispone el propio centro y no en base a afirmaciones sin fundamento, no existe constancia de incidentes previos con este ascensor, por lo que no entendemos que los portavoces de Marea Blanca se lancen irresponsablemente y de forma oportunista a hablar de irregularidades en el funcionamiento y deficiencias en el mantenimiento de los ascensores".


Estas afirmaciones resultan, "cuanto menos, temerarias cuando se encuentran abiertas diligencias judiciales y cuando, desde la Junta de Andalucía, se están recopilando los datos técnicos necesarios y se ha decidido encargar un informe técnico sobre el ascensor siniestrado a un organismo de control autorizado (OCA), una empresa externa que cuente con los medios disponibles para elaborar un diagnóstico exhaustivo y determinar el origen del accidente".

Igualmente, resulta para el hospital "irresponsable" lanzar mensajes "alarmistas" sobre los servicios de mantenimiento contratados "sin ningún tipo de fundamento y de manera oportunista". "


Hay que recordar que la empresa de mantenimiento contratada para ofrecer este servicio cuenta, como no puede ser de otra manera, con la acreditación necesaria; lejos de facilitar que la investigación se realice y lejos de colaborar de forma responsable, los integrantes de Marea Blanca siembran dudas y generan alarma sobre la sanidad pública", critica. Culmina señalando que es necesario recordar que el ascensor "había pasado todas las revisiones reglamentarias, como consta en la Dirección Gerencia del centro". Además, la empresa responsable ha realizado revisiones mensuales y, de hecho, la última había sido realizada el 12 de agosto.