La asociación del Tiro de Línea teme que el IMD no reabra la piscina cubierta "hasta noviembre"

El último pleno incluyó una nueva inyección económica para estas obras iniciadas en octubre con un plazo de ejecución de ocho meses
|


Fotonoticia 20170817123709 640


La asociación de vecinos Santa Genoveva-Tiro de Línea, muy reivindicativa con la reapertura definitiva de la piscina cubierta del centro deportivo de dicho barrio hispalense, teme que el Instituto Municipal de Deportes (IMD) no ponga en servicio "hasta noviembre" dichas instalaciones deportivas, sometidas a un proyecto de reforma integral tras su cierre en 2013, al desprenderse la cubierta de la piscina.


La presidenta de la asociación vecinal, María Luisa Pérez, ha recordado a Europa Press que fue allá por el mes de octubre de 2016, cuando comenzaron las obras adjudicadas por el IMD a la empresa Easy2000, para reformar por completo la piscina del centro deportivo Tiro de Línea, a fin de que vuelva a funcionar los 12 meses del año y no sólo los meses de julio y agosto, como venía sucediendo desde que en enero de 2013, las rachas de viento arrancasen su antigua cubierta.


El proyecto en cuestión, contratado por algo más de 1,6 millones de euros, implica una reforma completa del recinto de la piscina, así como la instalación de un pórtico perimetral de hormigón sobre el vaso de la piscina, para la instalación de una nueva cubierta telescópica compuesta de seis fases, dos de ellas fijas y dos móviles. El proyecto contaba con un plazo de ejecución de unos ocho meses, con lo que al comenzar las obras, el Gobierno municipal socialista señalaba su propósito de que las instalaciones estuviesen listas para este mismo verano.


No obstante, y como ha señalado María Luisa Pérez, "no se han cumplido los plazos" inicialmente fijados y las obras "se han alargado" hasta ahora. Es más, el pleno ordinario celebrado el pasado 28 de julio por el Ayuntamiento de Sevilla incluyó una modificación del anexo de inversiones de los vigentes presupuestos del IMD, para dar cobertura entre otros aspectos a una "segunda modificación de la obra" de la piscina del Tiro de Línea, según exponía el propio concejal de Deportes, David Guevara (PSOE). Guevara, en ese sentido, atribuía esta "segunda modificación" del proyecto a la necesidad de construir "un nuevo centro de transformación (eléctrica) para poner operativas las instalaciones" de la piscina.


Al respecto, María Luisa Pérez ha explicado que de sus conversaciones con el concejal de Deportes y el gerente del IMD acerca del devenir del mencionado proyecto, se desprende que la empresa Easy2000 "debe salir", es decir acabar su trabajo, "a últimos de septiembre".

No obstante, la portavoz vecinal avisa de que una vez finalizada la obra civil, la piscina deberá ser "equipada" por completo antes de comenzar a funcionar. "Mi impresión es que hasta últimos de octubre o ya noviembre, no entrará en servicio la piscina", ha vaticinado María Luisa Pérez, lamentando que "no se hayan cumplido los plazos" del proyecto. "No estamos contentos", ha enfatizado.


La piscina pública del centro deportivo Tiro de Línea fue construida en los años 70 y remozada integralmente en 2004, cuando comenzó a funcionar todos los meses del año al ser equipada con una cubierta presostática. No obstante, el 19 de enero de 2013 las fuertes rachas de viento que castigaron aquella jornada la ciudad hispalense acabaron por arrancar la cubierta de esta instalación deportiva que, desde entonces, sólo ha funcionado los meses de julio y agosto al no necesitar cubrición durante la época estival.


Otro de los factores que pesaban sobre la situación del recinto es el de las importantes pérdidas de agua detectadas en el vaso de la piscina, que ascendían a 240 metros cúbicos al día durante los dos meses del verano de 2013 en los que funcionó la citada instalación. La pérdida diaria de 240 metros cúbicos de agua, según un informe del IMD recogido por Europa Press, implicaba por aquel entonces un sobrecoste mensual de aproximadamente 13.320 euros.


No obstante, y tras no pocas actuaciones, informes técnicos más recientes emitidos al respecto por el IMD fijaban en 103 metros cúbicos de agua al día las fugas de la instalación, siendo este aspecto objeto de numerosas intervenciones, para solventar las pérdidas. De cualquier modo, el compromiso electoral del Gobierno municipal del PSOE es restituir la cubierta de la piscina, para que la misma vuelva a funcionar todo el año.


El proyecto de la nueva cubierta y reforma integral de todo el recinto, ceñido a los actuales requisitos técnicos en materia de seguridad y eficiencia energética, implica la construcción en la piscina de un pórtico perimetral de hormigón, sobre el que se dispone una cubierta telescópica compuesta de seis fases, dos de ellas fijas y dos móviles. La actuación en el recinto incluye la repavimentación de todas las playas de la piscina, así como un nuevo vestíbulo que conectará la sala de la piscina con los vestuarios