El Partido Comunista de Andalucía exige la nulidad de la sentencia condenatoria a Blas Infante

​Se cumple el 81 aniversario del fusilamiento del padre de la Patria andaluza por la dictadura de Francisco Franco
|


Blasinfanteofrenda

El Partido Comunista de Andalucía (PCA) exige nuevamente la nulidad de la sentencia franquista contra el padre de la patria andaluza, Blas Infante, cuando se cumplen 81 años de su fusilamiento en Sevilla, que según la formación de izquierdas fue asesinado "a manos del fascismo".


A través de su secretario general, Ernesto Alba, que ha asistido hoy al acto conmemorativo en el 81 aniversario del fusilamiento de Blas Infante. El PCA pide al Gobierno de España que tome las medidas oportunas para anular la sentencia a Blas Infante y a todas las víctimas del franquismo; restituir los bienes incautados a las víctimas republicanas; y devolver el reconocimiento a la figura de Blas Infante. Asimismo ha pedido a la Junta de Andalucía que no pierda ni un minuto en la aplicación efectiva de la Ley de Memoria Democrática.


El 11 de agosto de 1936 Blas Infante, el padre de la patria andaluza, era fusilado por los franquistas en el Km. 4 de la carretera de Carmona. Cuatro años después, en 1940, un tribunal fascista dicta una condena y la envía a su viuda e hijas. El Parlamento Andaluz aprobó, a iniciativa de IULV-CA, exigir la anulación de la condena a Blas Infante, pero el PCA recuerda que “ni Zapatero, ni Rajoy, ni los presidentes anteriores, han hecho nada para que se anule dicha sentencia”.


Para Ernesto Alba supone una “grave contradicción” que Blas Infante figure en el Estatuto de Autonomía como padre de la patria andaluza y al mismo tiempo exista una sentencia condenatoria por actividades andalucistas y republicanas. A la misma vez, Alba ha señalado que aquellas condenas “no solo fueron ilegítimas sino también ilegales” y para el PCA “si no se anulan por seguridad jurídica dando los hechos como cosa juzgada, la democracia actual se asienta en una malla de legajos con sentencias anegadas en sangre de los que defendieron a la Segunda República frente al golpe fascista”. 


“Si esta democracia reconoce en el Estatuto de Autonomía, que es una Ley Orgánica del bloque constitucional, a Blas Infante como padre de la patria andaluza y ello convive con una sentencia franquista que le condena, esta democracia no es una verdadera democracia real”, asegura.


“Un año más, y la sentencia continúa sin ser anulada”, recuerda el PCA, para quien “es preciso exigir una verdadera defensa justa en recuperación de la memoria a Blas Infante, que no es otra que la anulación de las sentencias a los defensores de la República por una dictadura fascista instaurada tras la derrota del sistema constitucional republicano”. “Para el Pueblo Andaluz es especialmente importante preservar su memoria en el largo camino que le ha llevado a sentarse en pie de igualdad con los demás pueblos del Estado español”, concluye.