El padre adoptivo de Maloma pide que "pueda hablar con garantías" en un espacio libre con su hija

Ha afirmado que Maloma fue "secuestrada por su hermano el 12 de diciembre de 2015", llegando a ser "golpeada, vejada y privada de su derecho a regresar a España
|


Maloma 1

El padre adoptivo de Maloma Morales, natural del Sáhara Occidental, nacionalizada española al ser adoptada por un matrimonio de Mairena del Aljarafe (Sevilla), José Morales, ha afirmado que no la "reconoce" en el video hecho público el miércoles y donde "le han dictado el discurso que su familia biológica viene repitiendo desde hace 20 meses", por lo que exige que se salvaguarden sus derechos y se le proporcione "ya un espacio libre donde ella pueda expresarse con seguridad y garantía de que va a poder ejercer el derecho a llevar a cabo su decisión, sea cual sea".


En un comunicado, ha recordado que Maloma fue "secuestrada por su hermano el 12 de diciembre de 2015", llegando a ser "golpeada, vejada y privada de su derecho a regresar a España haciendo uso de su pasaporte español y de su billete de avión, algo que reconoció ella misma públicamente".


"Estuvo cuatro meses cautiva, aislada e incomunicada en los territorios del Sáhara controlados por el Frente Polisario, de donde sólo salió cuando fue liberada por una intervención militar de efectivos del Polisario. Liberada porque estaba secuestrada, algo que duró sólo unas horas porque el Frente Polisario no supo ni pudo contener una revuelta social en los campamentos", añade. Desde entonces, relata que han pasado ya 20 meses desde que "se borró su sonrisa, cuando le escuché decirme 'sácame de aquí, que me muero'".


Asimismo, señala que hace un par de días recibió la noticia de que Maloma "se había intentado suicidar", ante lo que se le "encogió el alma de pensar cómo se puede llegar al extremo de que mi hija tenga que recurrir a algo así para que se tenga en cuenta que ese secuestro nunca se ha resuelto". Lamenta que no se le dé la oportunidad de "elegir libremente dónde quiere estar y con quién".


En su opinión "no es cuestión de si debe estar allí, ni de si ella habla de que no quiere a España o que nos amenace, es una cuestión de que los gobiernos y el Frente Polisario deben salvaguardar sus derechos y proporcionar ya un espacio libre donde ella pueda expresarse con seguridad y garantía de que va a poder ejercer el derecho a llevar a cabo su decisión, sea cual sea".


Considera que lo primero que se ha de hacer es sacarla del lugar donde está "privada de libertad" y después "todos tendremos que respetar su decisión". "Esta noticia tan brutal de su intento de suicidio no puede dejar de ser una llamada de atención sobre su situación, sin libertad, sin derechos" , añade Morales, que pide que se respete a Maloma, añadiendo que "ni siquiera se está respetando su decisión de llamarse Maloma Morales de Matos y la obligan a ser Maluma".


Insta al Gobierno español a acompañar a su hija, "como ciudadana española que es, a declarar en la Embajada en Argel, con garantía del libre ejercicio de sus derechos", ya que el Frente Polisario, la tribu y la familia "no aceptan" llevarla al aeropuerto de Tinduf como su familia española propuso. "¿Dónde se tiene en cuenta aquí lo que quiere y desea Maloma?", se pregunta.


"Sólo me queda decir que todo este doloroso episodio, del que no sé si algún día llegaremos a conocer toda la verdad, debe servir para que, de una vez por todas, se le proporcione el espacio libre y seguro, fuera de los campamentos, donde ella decida por sí misma su propia vida", concluye.