Sanz recuerda que Fomento tiene en marcha una inversión de 43,6 millones en la carretera Nacional IV

​El delegado del Gobierno en Andalucía ha pedido a la Junta que cumpla con sus propios compromisos y obligaciones en las infraestructuras de su competencia
|

Sinttulo 6

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado hoy que el Ministerio de Fomento tiene actualmente en marcha una inversión en las obras de desdoble de la carretera Nacional IV entre Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca, en la provincia de Sevilla, por “la nada desdeñable cantidad de 43,4 millones de euros” y que, al mismo tiempo, se ha comprometido a no renovar la concesión del peaje de la AP-4 cuando concluya en 2019, por lo que ha pedido a la Junta de Andalucía “que abandone la estrategia del victimismo y el agravio comparativo a la que nos tiene acostumbrados” y “cumpla con sus propios compromisos y obligaciones en las infraestructuras de su competencia”.


Sanz ha recordado a la Junta que “el Gobierno de Rajoy es el único que ha actuado para mejorar las comunicaciones por carretera entre Sevilla y Cádiz, tras años de inacción por parte del anterior Gobierno socialista”, que “no hizo nada en favor del desdoble de la Nacional IV pese a las reiteradas demandas de los vecinos de Dos Hermanas, Los Palacios y Villafranca”.


El Gobierno de Rajoy, por el contrario y según precisa Sanz, planea tener concluido el primer tramo del desdoble en el plazo de un año, “tras haber dado prioridad a un tramo de la vía con un alto volumen de tráfico local y por el que transitan en días punta 22.000 vehículos y más de 2.000 camiones, atendiendo a las demandas de las localidades afectadas y destinando a tal fin una importante inversión”, recogida en los Presupuestos Generales del Estado. 


Por lo que se refiere al peaje de la AP-4, Sanz ha reiterado que “el plazo concesional se encuentra muy cercano a su finalización” y que el Ministerio de Fomento “ha manifestado que no contempla prorrogar los plazos concesionales de ninguna autopista de peaje en régimen de concesión administrativa”, por lo que la previsión es que “cuando las concesiones lleguen a su término, reviertan a la Administración General del Estado”.