LAS COSAS QUE NO EXISTEN

EL MANUAL DEL BUEN PADRE

|


Hola, soy Peter Dinklage, y hoy vengo a hablarles en Las cosas que no existen de esas señoras, y señores, que son incapaces de quedarse callados cuando pasa un niño por su lado y les sueltan unas pamplinas que, según su pensamiento, figuran en el Manual del Buen Padre que sólo ellos parecen conocer. Ser confundido reiteradamente con un menor de edad, sobre todo de espaldas, me ha permitido recopilar algunas de estas casuísticas, que les presento a continuación:


¿Por qué llora? (Dirigido al padre o madre). Dicho así, en interrogativo. A ver señora, si el padre o madre supiera por qué motivo el bebé está llorando, ¿usted cree que lo iba a estar paseando veinte minutos de arriba a abajo por gusto? No, estaría dándole lo que quiere para que se calle. O no, no dándoselo para no hacerlo más caprichoso. En cualquier caso, métase en sus asuntos, a no ser que usted esté plenamente convencido/a de que con su método los niños no lloran, sino que están sonrientes todo el día, lo que seguramente piensa. Esta intromisión tiene una versión más irritante, cuando dice: Está llorando. Ya me he enterado, ya.


¿Te vienes a mi casa? (Dirigido al niño/niña). Es para mí una incógnita el sentido de esta pregunta que se suele dar por estas tierras. ¿Qué se supone que va a hacer usted con mi hijo/hija en su casa? Esa sugerencia de que en su compañía estará mejor que en el hogar familiar es terriblemente desconcertante, y no quiero pensar en la sensación de pánico que pueda causar en los niños y niñas. Y hay padres que acceden a la pretensión del desconocido y ceden a su vástago, haciendo gala de un perverso sentido del humor. Pobres niños.


La bici se ha hecho más pupa que tú. (Dirigido al niño/niña). Justo cuando el niño o niña está por primera vez llorando por una causa conocida, como es que se ha caído de la bici, el señor que no sabe quedarse callado le suelta que un objeto carente de materia sensitiva ha sufrido mayores daños que esa rodilla maltrecha, con la supuesta intención de calmar al pequeño, que a buen seguro le importa un carajo cómo está su bici en ese momento.

Vamos a ver, que va borrachito. (Sin sujeto receptor definido). Por favor, andan así porque su psicomotricidad está en desarrollo, no porque acaben de tomarse un carajillo en el bar de enfrente.


Pero tú eres más guapo. (Al niño/niña, con su hermano o hermana presente). Parece ser una forma de halago a los hermanos mayores destacar sus virtudes ante los pequeños, que suelen concitar mayor atención. Probablemente, hasta que la vieja no lo dijo, el hermano mayor no había reparado en que debe estar comparándose en todo momento con su hermano, una idea que probablemente es de las más logradas del Manual del buen padre.


Viejo2


Yo tengo seis nietos, mi hijo mayor estuvo casado con una gaditana, pero en once años no tuvo ningún niño, entonces conoció a una chica de Nicaragua y ya lleva tres, pero yo no sé nada porque en los matrimonios no hay que meterse, vamos, que yo todavía no me he enterado de lo que pasó. Y mi segundo tiene dos hijos, porque… (Dirigido a un padre/ madre que por el escaso desarrollo psicomotriz de su hijo/ hija no puede andar más rápido).



Ahora llora él, cuando tenga 17, vas a llorar tú. (Dirigido al padre/ madre). Por lo que se ve, el sacrificio de criar a un hijo es eterno, o al menos eso figura en el Manual. Si tus noches son infinitas, si no te da tiempo a mirarte la cara por la mañana, si tu casa es una jungla, o si llevas dos años sin ver una película porque tienes bebés, nada de eso es comparable a cuando vayan creciendo. Este concepto dramático sobre la crianza es irreversiblemente opuesto a la prerrogativa anterior de querer llevarse al niño a casa. ¿En qué quedamos; si es un sufrimiento, para qué quieres apropiártelo?


No corras, que sudas. (Dirigido al niño/niña). Ésta es una de mis favoritas. Si un padre/madre secuestra la autonomía de su hijo/hija y le obliga a asistir a un evento familiar o religioso para el que tiene que permanecer pulcro durante horas, ¿por qué no crea una burbuja de oxígeno y lo mete ahí para que no se ensucie? Hay padres que no lo verían descabellado.


Es como mi perro. (Dirigido a un tercero, en presencia de los padres). Mi favorita de todos los tiempos. Por mucho que haya comportamiento similares entre seres vivos, y algunos de esos comportamientos o movimientos te recuerde al de otras especies, y quieras mucho a tu perro que casi lo ves como un hijo tuyo, en ningún caso un padre o madre entenderá la comparación de su retoño con esa bola sarnosa y maloliente que es tu perro.


Por favor, absténganse de hacer comparaciones, y de soltar lo primero que se les ocurra cuando ven a un bebé o a alguien que parezca serlo, porque hay padres muy cansados y con ganas de aniquilar al primero que se les cruce sin distinción de raza, sexo, religión o casa noble.


Mi nombre es Peter Dinklage, encantado de volver a la ciudad para colaborar en Las cosas que no existen, by Olepapa. Contarán conmigo en otras ocasiones para hablar de cosas inexistentes como la mejor receta de gazpacho, un ordenador sin porno o los que trabajan en agosto y bloquean a los amigos de facebook que cuelgan fotos de sus vacaciones, porque esas cosas, ¡no existen!


NOTA: Advertimos que las conversaciones aquí reflejadas no son más elucubraciones del arriba firmante, siempre en clave de humor. Cualquier parecido con la realidad se aleja de los cánones de la verdad.


By Olepapa