Sí Se Puede Gelves rechaza que la alcaldesa nombre asesor de Alcaldía, "por designación directa, a su hijo"

​La formación de izquierdas también se opone a los "astronómicos sueldos" designados tanto para los ediles como para el asesor, porque aunque la ley lo permita, su "ética" y la economía municipal no
|


Ayuntamientogelves40740926

El Grupo Municipal de Sí Se Puede Gelves ha rechazado que la alcaldesa, Isabel Herrera, haya nombrado a su hijo asesor de Alcaldía, pasando "por designación directa a ser personal eventual del Ayuntamiento de Gelves, con una asignación retributiva bruta anual de 33.000 euros".


En un comunicado, señala que el único puesto de asesor político del Ayuntamiento de Gelves, municipio de 10.000 habitantes, fue creado a comienzos de la legislatura y "había estado ocupado hasta ahora por Aránzazu García Romero, que dimitió el pasado 29 de junio alegando 'motivos personales'". "Es entonces cuando Isabel Herrera nombra a su familiar directo para el cargo", agrega.


Por ello, Sí Se Puede Gelves ha mostrado su "más profundo rechazo" a esta situación. "Todo lo que la ley permite no tiene por qué ser moralmente aceptable. Actuar desde la administración pública siguiendo intereses personales no es gobernar para el pueblo. En una concepción democrática de las instituciones, no cabe regirse por criterios que no sean los de publicidad y competencia", recalca.


Recuerda que el puesto de asesor se aprobó en Pleno, con la abstención de este grupo, para una persona diferente a la que ahora lo ostenta y "como deferencia con el nuevo equipo de gobierno que, al sólo contar con cuatro concejales, se encontraba en una situación difícil de gestionar". Aun así, a lo que nos opusimos diametralmente es a los astronómicos sueldos designados tanto para los ediles como para el asesor, sueldos que la ley permite pero no la economía municipal ni nuestra ética. Los servidores públicos deben estar reconocidos por su labor, pero sin alejarse en su remuneración de la mayoría de la sociedad a la que representan", concluye.