Josep Franch y Saúl Blanco se convierten en nuevos fichajes del Real Betis Energía Plus

​El base badaloní regresa al equipo procedente del Cafés Candelas Breogán, mientras que el segundo, que juega de escolta, y procedel Iberostar Tenerife​
|

Diseosinttulo

La confección del plantel del Real Betis Energía Plus prosigue rauda y certera su marcha con la contratación de Josep Franch y Saúl Blanco como nuevos jugadores para la próxima temporada. Ambos se convierten en nuevos refuerzos béticos después de los fichajes de Mikel Úriz, Jordan Swing e Iván Cruz-Uceda para la LEB Oro.


El badalonés Josep Franch, de 26 años (28/01/1991) y 1.92 de altura, vuelve a Sevilla, donde jugara en la temporada 2013-14, curtido en la LEB Oro, una categoría en la que ha militado las dos últimas campañas en las filas de CB Melilla y Cafés Candelas Breogán. Con el club melillense logró el ascenso deportivo en la 15-16, mientras que la pasada campaña disputó con los gallegos el Play Off por la segunda plaza de ascenso. Ahora regresa a San Pablo para consolidar su crecimiento de las últimas campañas, el de un jugador que debutara en la ACB con sólo 16 años y saboreara las mieles de un título de Eurocup.


Josep Franch, formado en la cantera del Joventut, se asentó con sólo 18 en el primer equipo verdinegro y allí disputó sus dos primeros ejercicios como profesional, mientras ponía la rúbrica con el oro U20 de Bilbao'2011 a una exitosa trayectoria en los escalafones inferiores de la selección española que le permitió participar además en los Europeos U16 de Rethimnon'07 (plata), U18 de Pyrgos'08 y Metz'09, y U20 de Croacia'10 (bronce).


En la temporada 11-12 fichó por el UCAM Murcia y dos después llegó a Sevilla, donde fue partícipe de una gran temporada que a punto estuvo de meter al equipo en las semifinales de la ACB con Aíto García Reneses en el banquillo y un bloque plagado de jóvenes. El año siguiente recaló en San Sebastián, disputando con el Gipuzkoa Basket la que hasta ahora ha sido su última campaña en ACB, la 14-15. 


Con nada menos que 190 partidos en la máxima categoría del baloncesto nacional a sus espaldas con 24 años, el nuevo jugador verdiblanco inició en la 15-16 una nueva andadura en la LEB Oro en el CB Melilla, a cuyo ascenso deportivo contribuyó decisivamente con promedios de 8.9 puntos, 3 rebotes, 3 asistencias y 10.3 de valoración. La pasada campaña brilló también a gran nivel en el Cafés Candelas Breogán, equipo con el disputó ocho partidos del Play Off. Sus promedios mejoraron incluso los de su primer año en la LEB Oro, al finalizar con una media de 12.4 puntos, 3.1 rebotes, 4.1 asistencias y 13.7 de valoración por encuentro.


Por su parte, el escolta asturiano Saúl Blanco, de 32 años (16/05/1985 Oviedo) y 1.96 de altura, apuntala el juego exterior del bloque de Alejandro Martínez, quien lo llevara a Tenerife en 2012 y los tuviera a sus órdenes dos temporadas en el Iberostar. De la mano del entrenador afincado en la isla Saúl Blanco quiere recuperar su mejor nivel tras dos temporadas difíciles condicionadas por las lesiones y convertirse en referente del bloque verdiblanco. Lo avala una dilatada trayectoria en el baloncesto nacional, en la que destaca su paso por los distintos combinados de escalafones inferiores de la selección española, habiendo disputado los Europeos U20 de Brno'04 y Chekhov'05, y el U16 de Letonia'01, en el que se colgó la medalla de bronce.


Hasta dos veces subcampeón del Concurso de Mates de la ACB, el exterior de Oviedo alcanzó la selección española absoluta, con la que trabajó en las concentraciones previas al Europeo de 2009 y al Mundial de 2010. Después de muchas temporadas al máximo nivel, retorna a una competición que conoce, puesto que sus primeros pasos en el profesionalismo los dio en la LEB Oro en el CB Gijón. Formado en el Club Siglo XXI, la temporada 03-04 debutó en la segunda categoría del baloncesto nacional y dos después ya estaba en la ACB vistiendo la camiseta del Montakit Fuenlabrada. Tras cuatro campañas rayando a gran nivel en el conjunto fuenlabreño, en la 09-10 Saúl Blanco recaló en el Unicaja, con el que disputó la Euroleague.


En enero de 2012 regresó al Montakit Fuenlabrada y en la 12-13 fichó por el Iberostar Tenerife, club en el que corroboró sus cualidades hasta que a finales de la temporada 14-15 una grave lesión de cúbito y radio le apartara de las canchas. En once temporadas en la máxima categoría del basket español, presenta unos magníficos promedios de 8.2 puntos, 2.7 rebotes, 1.5 asistencias y 8.6 de valoración.