Un conductor de VTC denuncia insultos racistas por parte de un taxista durante un nuevo incidente

Habría sido increpado de modo "provocativo" con un tajante "negro de mierda, vete a tu puto país"una ve que fue obstruido por el otro vehículo
|


Teslacabify9 1



Un conductor de vehículos de transporte concertado (VTC) ha denunciado ante la Policía Nacional, los presuntos insultos de carácter racista que habría sufrido por parte de un taxista, en el marco de un incidente ocurrido supuestamente al obstruir el taxista la circulación de este conductor en la avenida 28 de febrero. Según la denuncia, recogida por Europa Press y en la que este conductor asegura contar con una grabación audiovisual de los hechos, el taxista le habría espetado "negro de mierda, vete a tu puto país".  


Los acontecimientos, según la denuncia, habrían acontecido el pasado sábado 22 de julio en la mencionada avenida 28 de febrero, paralela a la avenida de Kansas City en el tramo correspondiente al centro deportivo San Pablo. En la denuncia, este conductor de VTC narra que mientras estaba rellenando una hoja de ruta para ir en busca de un cliente que había solicitado un transporte, un taxi se posicionó delante de su vehículo, con la consiguiente "obstrucción" del paso. 


El conductor de VT se habría apeado de su coche y se habría acercado al taxi, cuyo conductor habría sido rotundo a la hora de avisarle de que no estaba dipuesto a "dejar" que continuase la marcha. Al regresar el conductor de VTC a su coche, según relata el mismo en la denuncia, el taxista se habría bajado de su vehículo y le habría increpado de modo "provocativo". "Negro de mierda, vete a tu puto país", figura en la denuncia respecto a la increpación de este taxista al conductor de VTC. En su denuncia, este conductor de VTC asegura que la cámara de grabación de su coche "ha registrado lo ocurrido", contando además con "fotografías" del taxista y de su vehículo. 


LA INVESTIGACIÓN POLICIAL 


El supuesto altercado, en cualquier caso, se encuadra en el conflicto desencadenado en Sevilla entre el sector del taxi y el de los vehículos de transporte concertado. Al respecto, la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los VTC, advertía recientemente a la propia fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, de la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla, para empresas de alquiler de coches con chófer como Cabify. 


 En los últimos meses, según Unauto, la organización ha denunciado "más de 40 altercados" en la ciudad hispalense, aunque "los incidentes por taxistas que amenazan, persiguen o coaccionan a los conductores (de VTC) ocurren prácticamente a diario". El sector del taxi, de su lado, se desliga de tales altercados y acusa a los conductores de VTC de incurrir en situaciones de "intrusismo" o competencia desleal, pues la regulación de los VTC es diferente a la de los taxis y les prohíbe captar clientes en la vía pública. 


 En este contexto, una investigación promovida por la Brigada de Información de la Policía Nacional por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de VTC, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense, suma hasta el momento 32 taxistas investigados, cinco de los cuales fueron incluso detenidos. 


Dentro de esta investigación, los agentes registraban recientemente la sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, una de las dos principales organizaciones gremiales del sector del taxi de Sevilla, con fuerte presencia en el aeropuerto. La sede de la asociación, en ese sentido, está enclavada en las instalaciones del aeropuerto. 


 La situación, en cualquier caso, tocó techo la madrugada del martes de la última edición de la Feria de Abril. Aquella noche resultaron incendiados nueve turismos VTC desplazados de Madrid a Sevilla para reforzar los servicios de la empresa Cabify con motivo de la Feria, en un alojamiento rural de Castilblanco de los Arroyos donde descansaban sus conductores.