El Brujo estrena su espectáculo El asno de Oro en el Festival de los Teatros Romanos de Andalucía en Itálica

Esta edición se representará los días 27, 28, 29 y 30 dentro de la programación de este ciclo organizado por la Consejería de Cultura, y que cuenta con la participación de 16 compañías
|

IMG20170727WA0011

El Teatro Central ha acogido la presentación del estreno del último espectáculo El asno de oro de Rafael Álvarez ‘El Brujo’, que se representará los días 27, 28, 29 y 30 de julio en el Teatro de Itálica dentro de la programación del Festival de los Teatros Romanos de Andalucía, una iniciativa de la Consejería de Cultura. En la presentación ha estado el delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Sevilla, José Manuel Girela, y el actor y dramaturgo, Rafael Álvarez ‘El Brujo’. Esta edición cuenta con la participación de 16 compañías, once de ellas andaluzas, y ocho estrenos absolutos, cifras que confirman el interés de las compañías por producir espectáculos para este circuito.


En el acto de presentación, el delegado territorial ha destacado como “desde el Gobierno andaluz, en colaboración con otras instituciones, se están desarrollando multitud de acciones de conservación y puesta en valor del complejo arqueológico de Itálica, a las que hay que sumar las actividades culturales, artísticas y deportivas que se celebran en todo el conjunto arqueológico, con el objetivo final de dar vida al complejo y posicionarlo en la escena del arte y la cultura de la provincia y de la región”. En este sentido, Girela ha asegurado que el Festival de los Teatros Romanos de Andalucía “aprovecha todo el potencial de este entorno histórico al tiempo que es una magnífica oportunidad de acercar Itálica a todos los públicos”.


El asno de Oro es un relato sorprendente, su autor, Lucio Apuleyo es uno de los padres de la novela en Roma y considerado como un puente en la mentalidad y la cultura oriental y su lengua está cargada de simbolismo, ritmo, belleza e intenciones polisémicas. El asno de oro no se ha representado nunca bajo ninguna forma, lo que añade un valor especial a su caso por lo que es el estreno mundial de este clásico latino. El protagonista, Lucio, convertido en un asno, vive con su alma humana en el interior de un cuerpo animal un largo espacio de tiempo hasta recobrar su forma humana otra vez con la luz ahora de un nuevo nacimiento. Es una historia de caída y redención, de crisis y conversión. La peripecia está llena de acción y dinamismo, humor, ironía y una llamativa excentricidad.


Lucio convertido en asno tiene ocasión de mostrarnos la corrupción y la crueldad, la superstición y las tensiones del mundo mediterráneo de la época a través de un viaje que recuerda al Lazarillo de Tormes pasando calamidades. De hecho la novela se considera un antecedente clarísimo de la picaresca. La música, la prosodia específica para este tipo de textos, el humor y el sentido de fiesta priman en su adaptación. Más allá del entretenimiento y la diversión que son esenciales en un espectáculo, El asno de oro añade la visión de la universalidad de los valores y los significados de las grandes obras.


El protagonista y director Rafael Álvarez ‘El Brujo’ nació en Lucena (Córdoba) y pasó a gran parte de su infancia en Torredonjimeno (Jaén). Su actividad con el teatro se inicia en el Corral de Comedias del Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista en el año 1970; con el montaje El juego de los insectos, de los hermanos Kappeck; dirigido por José Luis Alonso de Santos. A partir de este momento colabora habitualmente en montajes teatrales de diversas compañías como Tábano, TEI, (Teatro Experimental independiente) y Teatro Libre de Madrid. Ha llevado sus espectáculos por los festivales más importantes de España y los más reconocidos de países como Bélgica, Francia, Portugal, Italia, México, Venezuela… Como reconocimiento a su carrera, Rafael Álvarez ha recibido numerosos premios, y en febrero de 2012 recibió la Medalla de Andalucía que otorga el gobierno de la Junta de Andalucía.


Esta iniciativa de la Consejería de Cultura se está desarrollando desde el 27 de junio al 2 de septiembre en los teatros romanos de Málaga, Baelo Claudia (en Tarifa, Cádiz) e Itálica (en Santiponce, Sevilla). El programa, que concluirá el 2 de septiembre en Baelo, contiene diez semanas de actividad y 67 funciones, un aumento superior al 30 % respecto al año pasado. La programación incluye dos espectáculos especiales para las inauguraciones a cargo del Ballet Flamenco de Andalucía y la ROSS, así como cuatro comedias, seis tragedias, dos espectáculos para la familia (La Odisea y El laberinto del Minotauro) y dos espectáculos sobre el emperador Trajano con motivo del XIX centenario de su muerte. Además, para celebrar el quinto aniversario del programa se desarrollará paralelamente una exposición fotográfica sobre los espacios y las obras representadas en los mismos, que se ubicará en los recintos arqueológicos.


El presupuesto de ejecución del programa, aportado por la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales asciende a 185.000 euros, sin incluir los recursos propios humanos y técnicos de la Agencia, que pretende movilizar junto a las compañías teatrales a más de 36 empresas (montajes, comunicación, suministros, etc.). En cuanto al precio de las entradas, hay que señalar que se mantienen como el año pasado, y se encuentran entre los 15 euros de Baelo e Itálica, a los 20/25 euros de Málaga, pero con numerosos descuentos para colectivos y ventajas por compra anticipada (a excepción de las primeras nuevas filas que se instalarán en el teatro de Málaga).


Para la edición de 2017 se ha diseñado además una nueva imagen y contará con la web (www.juntadeandalucía.es/cultura/teatrosromanos), intuitiva y adaptada a los dispositivos móviles, el medio más utilizado por el público para consultar el contenido del programa y la información sobre los espacios así como sobre la compra de entradas.


La marca Teatros Romanos de Andalucía se puso en marcha el verano de 2013 con la participación, desde el 22 de agosto hasta el 6 de octubre, de siete compañías, 56 intérpretes y 23 funciones que movilizaron a 8.250 espectadores. En 2014 se amplían las funciones al mes de julio y se incrementan hasta la cifra de 40, lo que arroja como resultado un balance de 12.809 espectadores y el aumento de la recaudación para las compañías. En la edición de 2015 participaron ocho compañías que ofrecieron 42 funciones con un total de 12.239 espectadores. Y en 2016, fueron 50 representaciones denueve formaciones que vieron 16.249 personas.