Gil-Toresano destaca “el compromiso del Gobierno” con los regantes del embalse Torre del Águila

​Las obras de adecuación se iniciaron a primeros de mayo y la inversión ha ascendido a 1.101.625 euros, y cuya zona regable está compuesta por 2.240 hectáreas
|

IMG 20170725 130845 resized 20170726 103535044

El subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, ha destacado el “compromiso del Gobierno de España con los regantes del Salado de Morón”, en el Bajo Guadalquivir, tras la puesta en marcha de la estación de bombeo de la interconexión del Canal del Bajo Guadalquivir con el embalse de Torre del Águila. Gil-Toresano ha visitado las instalaciones acompañado por el jefe de Explotación de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Enrique Grosso, así como otros integrantes de la Confederación y de la Comunidad de Regantes.


Las obras de adecuación se iniciaron a primeros de mayo y la inversión ha ascendido a 1.101.625 euros, “con lo cual los regantes tienen agua, muy esperada por cierto, desde el pasado día 13”. Las obras no han finalizado totalmente dado que el plazo de ejecución es hasta finales de octubre del presente año, pero en la ejecución se contemplaba una primera fase de funcionamiento con grupos electrógenos, que es la que se ha cumplido.


Gil-Toresano ha señalado que la zona regable es de 2.240 hectáreas, “que están englobadas en la Comunidad de Regantes del Embalse Torre del Águila, constituida por 180 comuneros. El subdelegado del Gobierno ha explicado que este año los cultivos se centran fundamentalmente en algodón y alfalfa, “y en cuanto a arboleda en olivos y almendros”. Este año no se ha sembrado remolacha porque no se ha dispuesto de agua en mayo y junio.


La estación de bombeo dispone de 3 bombas más una de reserva y los regantes disponen en la actualidad de una tercera parte del caudal que da la estación de bombeo, aproximadamente un metro cúbico por segundo, lo que corresponde prácticamente a la media de sus necesidades. La estación está diseñada para realizar la recarga del embalse y, por tanto, el caudal máximo de suministro sería de cuatro metros cúbicos por segundo.


Mejora de la calidad del agua


La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, para dar respuesta a las normas del Plan Hidrológico de la cuenca 2003-2008 y mejorar la calidad del agua de riego, puso en marcha un plan entre los que se encontraban el proyecto de construcción de la interconexión del Canal del Bajo Guadalquivir y el embalse de Torre del Águila (que se finalizó en 2007) o el proyecto de aprovechamiento energético limpio y sostenible y optimización de los recursos hídricos de la Interconexión del Canal Bajo del Guadalquivir-Embalse de torre del Águila, finalizado en 2014.


Con este plan se paliaba la falta de agua que la zona regable venía sufriendo durante años, debido a que su situación, en la sierra Sur de Sevilla, es la más seca de toda la provincia, y se propiciaba que el embalse pudiera actuar como “balsa de regulación” de las zonas regables sitas aguas abajo. El subdelegado del Gobierno ha manifestado que “el estado actual del embalse, en lo que a capacidad se refiere, y la sequía que padece la zona”, son las causas por las que se ha actuado con la puesta en marcha de la estación de bombeo. Se han arreglado también los desperfectos que había en la estación por falta de mantenimiento.