Interior defiende que el mantenimiento de presos en Morón "se produce con las adecuadas medidas de seguridad"

El secretario de Estado, José Antonio Nieto, manifista que "la dotación es adecuada" a pesar de que le "gustaría que en algunos servicios se pudiera incrementar"
|

Controlesprisionmoron478x270


El secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, ha asegurado este jueves en la Comisión de Interior del Senado que el mantenimiento de los internos de la prisión de Sevilla II, ubicada en Morón de la Frontera, "se produce con las adecuadas medidas de seguridad" y, además "existe un control de los medios coercitivos perfectamente ordenado".


Nieto se ha pronunciado así en comisión al ser preguntado por la senadora de Podemos Maribel Mora sobre las conclusiones las inspecciones que se llevaron a cabo en el centro penitenciario en cuestión después de que la Defensoría del Pueblo denunciara deficiencias en el mismo. Así, el secretario de Estado ha detallado que el mantenimiento de los presos se adecua a las medidas de seguridad, así como también se hace de manera "ordenada" el control de las medidas coercitivas.


Además, Nieto ha explicado que el pasado mes de junio tres inspectores se desplazaron hacia la cárcel de Morón para evaluar los funcionamientos de las distintas unidades y servicios de la misma y, posteriormente se emitió un informe de conclusiones sobre cuestiones de mantenimiento, seguridad, personas, tratamiento y gestión. Según ha apuntado el secretario de Estado, en cuanto a la conservación y mantenimiento se concluyó que el estado de la prisión es "excelente" y que "cumple las condiciones de habitabilidad e higiene" en sus instalaciones.


Por otro lado, según ha expuesto, en cuanto a personal "la dotación es adecuada" a pesar de que le "gustaría que en algunos servicios se pudiera incrementar". Aun así, ha asegurado que en esta cárcel existe un "equilibrio razonable" para "mantener la calidad de los servicios" y la organización de los mismos "se puede calificar de excelente".


Como aspectos negativos, Nieto ha señalado que, en el área de tratamiento, "hay cosas que subsanar" en materia de documentación y revisiones periódicas de los programas de intervención de trata de internos, de mecanismos para poner en marcha programas de evaluación de actividades y de potenciación de la participación de ONGs, ya que, según ha dicho, "se aprecia que hay una escasa participación" en este sentido por parte de este tipo de organizaciones.


Nieto ha asegurado que "no se detectan disfunciones" en la constitución y mantenimiento de los equipos técnicos y Junta de Tratamiento, que, además, se produce una "adecuada separación de los internos", atendiendo a diversos motivos como cuestiones terapéuticas o de trayectoria penitenciaria y que en cuanto a gestión, destacan los protocolo sobre la gestión de los expedientes de los internos. "Los acuerdos y propuestas adoptadas por la Junta de Tratamiento son francamente positivos", ha añadido.


NUEVE DENUNCIAS DE PRESOS


Por otro lado, y en lo que se refiere a las denuncias de presos por malos tratos o abusos por parte de funcionarios de prisiones, Nieto ha detallado que durante el pasado año 2016 constan registradas denuncias formuladas por 31 internos de la cárcel de Morón ante diversas autoridades y en el presente año, hasta el 30 de junio, constan anotadas las denuncias por malos tratos, vejaciones o desatenciones médicas por parte de 9 internos. Ante esto, ha señalado que todas las denuncias "cumplen con los requisitos que puso de manifiesto la Defesoría del Pueblo".


Sobre esto, ha informado de que el año pasado, "y con el objetivo de homogeneizar" las actuaciones de los centros en esta materia, se ha establecido que, al margen de que se siga llevando un oportuno registro de las denuncias de este tipo en el centro y de las actuaciones al respecto en él se realicen, todas ellas será remitidas a la Subdirección General de Inspección Penitenciaria. Además, según ha expuesto esta medida incorpora un "adecuado control" de estas denuncias y "permite llevar un seguimiento a las mismas para proceder a su correcta tramitación". "El seguimiento que se hace desde la Secretaría general es permanente para asegurar que las recomendaciones se aplican", ha concluido.


CÁMARAS INSTAURADAS


La senadora de Podemos también ha preguntado al Secretario de Estado "por qué después de dos años" no están instaladas en las celdas de aislamiento con sujeción mecánica las cámara de seguridad correspondientes en la cárcel de Morón. Según ha apuntado Mora es de interés saber si se ha procedido a la instalación de estas cámaras ya que, según ha dicho, se había producido varias denuncias de presos por el tratamiento dentro de estas celdas y esto, además, estaba poniendo el duda la profesionalidad de los funcionarios de prisiones.


Nieto ha respondido que iba a proceder a "dar una alegría" a la senadora, ya que, según ha expuesto, el pasado 4 de julio se procedió a la instalación de las cámaras a las que se refería. El secretario ha concretado que se han instalado cámaras en tres celdas, dos de ellas ubicadas en el departamento de aislamiento y una en el departamento de Enfermería. "Ya han sido colocadas", ha reiterado el secretario.



AUTOLESIONES


Por último, la senadora de Podemos ha interpelado a Nieto para que se pronunciase sobre qué protocolos se siguen en la cárcel de Morón cuando los presos se provocan autolesiones. A esto, el secretario ha explicado que las conductas de autolesión no obedecen a una única mecánica y a un perfil en cuestión por lo que es necesario abordarlas "desde distintas perspectivas". Sobre esto, ha añadido que la mayoría de las autolesiones motivan una asistencia sanitaria, una valoración psicológica y un seguimiento del interno, pero que, en otros casos puede variar y necesitar de una mayor atención.


Sin embargo, Nieto ha manifestado que "no existe un protocolo específico" en cada centro para abordar estos temas debido a la "diversidad" de las causas de las autolesiones que se producen los presos y de los efectos que estas puedan requerir a posteriori. "No hay un protocolo específico pero sí hay un control y seguimiento de esta cuestión", ha asegurado, al tiempo que ha insistido en que no contar con un protocolo general "no quiere decir que no haya un registro de las lesiones" o un control de las mismas.