El sector hispalense del taxi se reúne este viernes con la Junta por el conflicto con los VTC

​Hace unas semanas los taxistas sevillanos protagonizaban un paro de seis horas y una manifestación hasta el Parlamento de Andalucía para reclamar a la Junta que se implique en el asunto
|


Fotonoticia 20170727105312 640



El sector hispalense del taxi prevé celebrar este viernes una nueva reunión con el director general de Movilidad de la Junta de Andalucía, Rafael Chacón, para abordar el conflicto suscitado entre estos profesionales y los conductores de vehículos de transporte concertado (VTC). La reunión, según ha informado a Europa Press el presidente de la Unión Sevillana del Taxi, Fernando Morales, se celebrará a las 09,00 horas en la sede de la Consejería de Fomento, ubicada en la calle Pablo Picasso. 


El propósito de la nueva reunión, según Morales, es "hacer hincapié" en las principales reivindicaciones del sector del taxi en cuanto al mencionado conflicto, toda vez que ya a finales de junio, los taxistas sevillanos protagonizaban un paro de seis horas y una manifestación hasta el Parlamento de Andalucía, para reclamar a la Junta que se implique en el asunto. Principalmente, y según recuerda Fernando Morales, el sector sevillano del taxi pide que la Junta de Andalucía disponga mayores recursos en materia de "inspección", con un "cuerpo propio" y específico de inspectores dedicado a controlar las actividades de transporte individual de pasajeros. 


 REGULACIÓN ESPECÍFICA


 Y es que como se viene informando, los conductores de vehículos de transporte concertado están sujetos a una normativa diferente a la de los taxis y más restrictiva. El Reglamento de la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres, recogido por Europa Press, especifica por ejemplo que los VTC "no podrán circular en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio". 


A día de hoy, el sector local del taxi acusa a los conductores de VTC de repetidas situaciones de "intrusismo" y de "invasión" del ámbito de los taxistas, toda vez que estos conductores denuncian los continuados actos de "amenazas, coacciones e incluso agresiones" que estarían sufriendo a manos de taxistas. La Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en tal contexto, investiga actualmente a 27 taxistas, por presuntas coacciones y amenazas a otros taxistas y a conductores de vehículos con licencia de transporte concertado, con relación a los trayectos al aeropuerto hispalense de San Pablo, cuya parada estaría supuestamente acaparada por un grupo concreto de taxistas. 


Dentro de esta investigación, los agentes registraban recientemente la sede de la asociación Solidaridad Hispalense del Taxi, con fuerte presencia en el aeropuerto y sus instalaciones instaladas en el propio recinto aeroportuario. Y mientras la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los vehículos de transporte concertado, ha elevado a la Fiscalía de Sevilla la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en la capital andaluza, las asociaciones gremiales del sector del taxi se desligan de los altercados e insisten en que los conductores de VTC siguen incurriendo en situaciones de "intrusismo" respecto al campo de actuación de los taxis.