Constructores aplauden la modificación de la ordenanza de obras y piden "ampliar" las medidas de simplificación

La Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco) considera apropiada las decisión del Gobierno municipal
|


Image content 19048910 20170620133203


La Asociación Empresarial Sevillana de Constructores y Promotores de Obras (Gaesco) ha aplaudido este miércoles la aprobación inicial de la modificación parcial promovida por el Ayuntamiento hispalense, sobre la ordenanza Reguladora de Obras y Actividades, para simplificar los trámites necesarios para los proyectos y negocios.  


La patronal de la construcción, al respecto, expone en un comunicado que ya ha "detectado la agilización de algunos expedientes que estaban retenidos", aplaudiendo la mencionada aprobación inicial, pero además reclamando "ampliar esta simplificación a otros procedimientos que permitan no sólo la ejecución de las obras, sino la apertura de las actividades de manera real y efectiva". Asimismo, Gaesco espera que "la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura unifique los servicios de Medio Ambiente y Urbanismo antes de final de año, tal y como ha prometido públicamente el propio delegado" del ramo, el socialista Antonio Muñoz. 


La modificación parcial de la ordenanza, aprobada de modo inicial por la Gerencia de Urbanismo y elevada al pleno del Ayuntamiento, está destinada a corregir posibles disfunciones, adaptar el texto a la nueva Ley de Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas y dar cumplimiento a la normativa autonómica, que establece que únicamente podrán exigirse licencias mediante ley, siempre y cuando concurran los principios de necesidad y proporcionalidad. 


PRINCIPALES CAMBIOS 


El documento aprobado de modo inicial incluye así una serie de cambios en la ordenanza de Obras y Actividades. Por ejemplo, los supuestos de actividades excluidas de la obligación de obtener la licencia de actividad o contar con declaraciones responsables se amplía, incorporando las actuaciones relativas a oficinas y despachos profesionales en superficies inferiores a 100 metros cuadrados. 


Además, los supuestos en los que los promotores podrán iniciar la actividad sin solicitar licencia de obras, contando sólo con su declaración responsable, se amplía a hoteles, consultas y centros médicos sin hospitalización, centros privados de educación con superficies inferiores a 750 metros cuadrados, ópticas, farmacias y clínicas. Igualmente, el nuevo texto permite que una obra pueda ser comenzada mediante la declaración responsable, si así lo permite la normativa, con independencia de que la actividad se inicie con declaración responsable o licencia de actividad.