El Ayuntamiento traslada a la Fiscalía el quebrantamiento del precinto de una discoteca

​La sala, ubicada en el Distrito Norte y denominada ‘Suite’, no tenía la actividad legalizada, ocasionando además múltiples quejas vecinales por exceso de ruido
|

Discoteca suite

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Disciplina Ambiental, adscrito a la Dirección General de Medio Ambiente y Parques y Jardines, ha dado traslado a la Fiscalía el quebrantamiento del precinto ordenado en la discoteca y terraza al aire libre ‘Suite’, ubicada en la calle Paleontología (Distrito Norte), establecimiento cuya actividad no está legalizada. Esta decisión se adopta después de que agentes de la Línea Verde de la Policía Local constataran el pasado fin de semana que el titular del establecimiento, la sociedad Coliseo Event S.L., había roto el precinto ordenado el día 30 de junio de 2017. De este modo, se disponía a retomar actividad de discoteca y terraza con música sin tener licencia ni su actividad hostelera regularizada.


Los agentes volvieron a precintar el local y dar traslado al Servicio de Disciplina, que procedió a incoar un segundo expediente sancionador contra el mismo y a trasladar el caso a la Fiscalía de Sevilla por si pudiera ser constitutivo de delito. Esa discoteca, además de no estar regularizada, había recibido numerosas quejas vecinales por el ruido que provocaba.


Este establecimiento había sido precintado por múltiples infracciones detectadas y por incumplir, asimismo, todas las condiciones establecidas en su proyecto original. Sus responsables habían hecho caso omiso de la orden de clausura, intentando retomar la actividad no permitida, e incluso habían realizado para ello una campaña de difusión en redes sociales.


El local se había revisado hacía tan sólo unas semanas ante las quejas vecinales. En la inspección anterior se comprobó que su actividad y la distribución del espacio no se correspondían con el proyecto original, toda vez que su diseño contemplaba una nave a la que se habían añadido dos má, y las vías de evacuación eran inapropiadas. Las salidas de emergencia no eran las oportunas y las medidas de seguridad no eran las correspondientes.



Entre otras cuestiones, se había triplicado el espacio destinado al patio interior, que presentaba una piscina donde se volvían a anunciar barbacoas y música al aire libre. Estas cuestiones se mantenían en los mismos términos, por lo que los agentes de la Línea Verde procedieron a precintar antes de que se produjera la concentración de personas y evitar así molestias a los clientes y a los vecinos y vecinas de esta zona del Distrito Norte.


Los delegados municipales de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores y de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Juan Carlos Cabrera y Antonio Muñoz, han destacado la "contundencia" de esta actuación de la Línea Verde y el Servicio de Disciplina para garantizar el cumplimiento de la legalidad, tanto en materia de licencias como en el derecho al descanso de los vecinos y vecinas. "La actividad empresarial de ocio nocturno no puede ser incompatible con el derecho vecinal", según han recalcado. Juan Carlos Cabrera y Antonio Muñoz han resaltado, asimismo, la colaboración ciudadana para detectar actividades irregulares.