El Valme recibe los primeros 25 biberones de leche materna del Banco de Donación del Hospital Virgen del Rocío

Esto posibilita que bebés prematuros, que padezcan una cardiopatía, patología intestinal o metabólica se beneficien del mejor alimento
|


Fotonoticia 20170725121804 640


El Hospital Universitario de Valme ha recibido los primeros 25 biberones de leche humana pasteurizada en el Banco de Donación de Leche Materna del Hospital Universitario Virgen del Rocío. La colaboración entre los profesionales de estos dos centros sevillanos ha sido fundamental para que los bebés prematuros que nazcan en el Hospital de Valme y que tengan indicación de leche materna, puedan beneficiarse de este 'alimento', considerado como el mejor 'fármaco' que pueden tomar estos pequeños para su recuperación. En concreto, los profesionales consideran que la leche materna es el alimento de elección para todos los recién nacidos. Y cuando no hay suficiente leche de la propia madre, la leche humana donada es la mejor alternativa.


De este modo, según un comunicado, el Hospital Universitario de Valme ya está preparado para ser centro receptor de leche humana donada, que será enviada desde el Banco de Leche del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla a través del transporte del banco regional de sangre. Se ha iniciado así una línea de trabajo conjunto que, en una segunda fase, prevé que el Hospital de Valme actúe como centro de captación de mujeres donantes materna, lo que proporcionará leche materna para ser procesada en el Banco de Leche.



Esta leche se destina, principalmente, a los recién nacidos prematuros que en los primeros días no puedan obtenerla de sus propias madres. También serán receptores los neonatos que padezcan alguna cardiopatía, patología intestinal o enfermedades metabólicas. Y es que la alimentación con lecha materna ofrece muchos beneficios, favorece el neurodesarrollo, protege de forma significativa frente a las infecciones, tiene efectos preventivos en la patología intestinal del prematuro, evitando la enterocolitis y protegiendo frente al riesgo cardiovascular, las alergias y las enfermedades de tipo autoinmune. Asimismo, y desde el punto de vista psicológico, la lactancia materna favorece el vínculo madre-hijo y reduce la patología materna postparto. Los bancos de leche materna tienen como objetivo prioritario la promoción de la lactancia materna.


La Unidad de Neonatología del Hospital Universitario de Valme se ha convertido así en el primer centro receptor de leche humana donada de Andalucía occidental. La apuesta de sus profesionales, desde hace años, por la humanización, la aplicación de los cuidados centrados en el desarrollo y la familia, y la promoción del método canguro y la lactancia materna, ha determinado su participación en este proyecto. Su filosofía de trabajo es "no nos ingresa un niño, nos ingresa una familia".


El área de Neonatología del Hospital Virgen del Rocío también ha ido integrando prácticas a favor de la humanización de la atención de estas familias. El culmen fue la apertura y puesta en marcha de un Banco de Donación de Leche Materna, en junio del año pasado, destinado fundamentalmente a los grandes prematuros, los bebés que nacen por debajo de la 32 semana de gestación o que pesan menos de 1,5 kilogramos. Otro grupo de pacientes que se beneficia especialmente de la leche donada son los recién nacidos que han precisado cirugía abdominal así como los pacientes con cardiopatías congénitas graves, en el periodo más crítico de su evolución.


PERFIL DE LA MUJER DONANTE


Desde entonces, más de 128 madres solidarias han donado su leche, lo que en total ha supuesto 661 litros de leche cruda lista para pasteurizar. En general puede ser donante toda mujer con buen estado de salud que esté amantando a su hijo y pueda generar más leche de la que su bebé demande.


Para ello, han de contactar con el Banco de Donación para ser entrevistadas, con una encuesta de salud y de hábitos saludables y realizar serología específica frente a determinadas infecciones. Lo pueden hacer pidiendo cita a través del correo electrónico bancodeleche.hvr.sspa@juntadeandalucia.es, o en el teléfono 955 01 38 67.


Para garantizar la seguridad de la leche donada, siempre se pasteuriza para que este procesamiento destruya los virus o bacterias que pudieran contener. En esta línea, el Banco se ha dotado de un sistema informático que registra la trazabilidad de los lotes de leche materna que se conservan.


De este modo, el funcionamiento del Banco de Donación de Leche Materna es muy parecido al de un Banco de Sangre, dado que es un gesto altruista y voluntario. Para su puesta en marcha, los profesionales han puesto en marcha nuevas instalaciones en la primera planta del Hospital de La Mujer del Virgen del Rocío, y han trabajado en el procesamiento de todas las normas de calidad y seguridad, puesta a punto de la base de datos, los circuitos de la donación, prescripción. Igualmente importante ha sido la formación específica del personal que atiende a las mujeres que desean donar.


Además, han iniciado campañas de formación en racimo para que profesionales de otros hospitales puedan adherirse al proyecto, tal y como ahora ha hecho el Hospital de Valme. Esto se une a otras iniciativas de promoción y concienciación de la importancia de donar este 'oro líquido', dado que en principio pueden donar todas las mujeres sanas con un estilo de vida saludable, que tengan bien establecida la lactancia tras cubrir las necesidades de su propio hijo. 


Deben estar amamantando, extrayéndose leche para su hijo, o tener leche correctamente congelada en domicilio por un periodo inferior a 15 días.Asimismo los profesionales han puesto en marcha una línea de investigación con el Instituto de la grasa de la Universidad Pablo de Olavide, perteneciente al CSIC para mejorar los conocimientos científicos y descubrir nuevas propiedades de este alimento único