JÉSICA GARROTE, CONCEJAL NO ADSCRITA ALCALÁ DE GUADAÍRA

"La mejor decisión que puedo tomar es seguir trabajando en la misma línea que he hecho hasta ahora"

|


Garroteportada


Para empezar. Jésica, aclárenos ¿está usted dentro o fuera del grupo municipal de Alcalá Puede?


Estoy fuera desde el pasado jueves. De Podemos no tiene militancia en sí, es una inscripción que se hace a través de una plataforma virtual. Ellos pretenden expulsarme de Podemos, algo que debe aprobar el Comité de Garatías no un Círculo.


Fue usted la candidata de Alcalá Puede a la alcaldía. ¿Por qué se ha llegado a esta situación?


A esta situación se llega casi desde el principio. Aún no estábamos con los dos pies dentro del Ayuntamiento y ya empezamos a ver las dobles caras de la gente, pues algunos de estos compañeros ya habían estado en política con anterioridad y tenían sus intereses y los pusieron de manifiesto. Ha existido desde siempre una escisión del grupo municipal, los dos concejales iban por un lado, y las dos concejalas por otro. Eso ha sido así hasta hace 10 meses, cuando mi compañera, con la que había tomado todas estas decisiones, con el apoyo tanto de otros compañeros como de Podemos Andalucía, desaparece y, cuando regresa, se une a los otros dos compañeros, regresando al Ayuntamiento como portavoz y liberada.


Con todo lo que ha pasado, ¿se ha planteado usted dimitir?




No, nunca jamás. No puedo dimitir porque no me están echando porque haya hecho nada malo, sino porque esto es un golpe de estado. Mientras yo siga saliendo a la calle y siga sintiendo el apoyo de los vecinos y cuente conmigo para ayudarle a resolver sus problemas, yo voy a seguir aquí. Si dejo mi acta sería darme por vencida, y yo no he nacido para darme por vencida.

En el último pleno fue aprobada su posición como concejal no adscrita. ¿Cómo queda la situación en este momento?


Voy a trabajar por libre, sin un grupo detrás que me diga que tengo que hacer y cómo tengo que ser, algo que me dictarán los vecinos de Alcalá. A nivel económico, cobro por asistencia a pleno, no me afecta. Voy a seguir haciendo lo mismo, presentado las mociones que me solicitan mis vecinos, trabajando con mis compañeros, porque podré estar sola en el Ayuntamiento, pero somos un grupo que vamos de la mano. Si yo me doy por vencida, ¿quién le da voz a estas personas?


¿Piensa tomar algún tipo de medidas?


Tengo denunciados en el Comité de Garantías a los compañeros por la manera de hacer las cosas. La mejor medida es demostrar que mi trabajo va a seguir siendo el mismo, mi compromiso con Alcalá es con la gente. La mejor decisión que puedo tomar es seguir trabajando en la misma línea que he hecho hasta ahora. Voy a seguir al pie del cañón y luchando porque este golpe de estado se aclare.


Documentando 1


Desde Alcalá Puede hablan de serias discrepancias entre su trabajo y la formas de actuación de la agrupación para tomar esta decisión. ¿A qué se refieren?


Lo que han llevado a cabo es un golpe de estado en toda regla y de la peor forma que se puede llevar. El funcionamiento de Podemos lo dice claro, cualquier decisión que repercuta en la ciudadanía debe decidirse en Asamblea. Por tanto, la decisión de quitarme la portavocía se tendría que haber llevado a asamblea. Ellos se basan en un documento creado para volver a trabajar los cuatro juntos, pero es que ese docuento contraviene los principios de Podemos. Me niego a apoyar ese documento ya que llevo otro alternativo y propongo que sean los miembros de las Círcullos de Podemos en Alcalá quienes votan cuál es el más óptimo y refrendre la opinión de la gente. Mi forma de trabajar, darle voz al pueblo, mis compañeros no la tienen, porque a ellos no se les conoce en la calle. Yo he trabajado de la mano de la gente, defendiendo mi programa electoral y mis principios. Si otros no lo han hecho ese no es mi problema.


Sus antiguos compañeros le han llegado a acusar del cobro de una beca, ¿hay rencillas personales?


Solicité la beca con anterioridad a entrar de concejal. Es algo que se cae por su propio peso, pero como no tienen nada que sacar de mí. A ellos les fastidia mucho el seguimiento que tengo en las redes sociales, la relación que tengo los vecinos. La beca es un derecho, atentar contra eso es atentar conta los principios de Podemos.


En todos estas decisiones ha ido de la mano de Sheila Carvajal, que hoy día es la nueva portavoz de Alcalá Puede. ¿En qué estado se encuentra su relación con ella?


En el sentido político no tenemos relación ninguna. Hemos trabajado codo con codo durante mucho tiempo, en la medida de sus posibilidades, pero siempre hemos remado las dos juntas. Teníamos una reelación muy estrecha, hasta el punto el punto de que es la madrina de una de mis hijas. Ahora está con las tesis de los otros compañeros, defendiendo que tenemos que trabajar como grupo y que la que más impedimientos ha puesto he sido yo, cuando lo único que he propuesto es que cualquier decisión se vote en asamblea. Y ella lo sabe, decir ahora lo contrario es un poco extraño, además que ella es ahora la portavoz y liberada.


En el pleno para la elección de alcaldesa de Ana Isabel Jiménez, sustituta de Antonio Gutiérrez Limones, usted se presentó y sus compañeros votaron en contra. ¿Por qué?


DocumentosEllos incumplieron el Paccto Antitranfuguismo con esta decisión, el problema es que es un pacto y no una ley, por lo que no se les pudo expulsar. Además, nosotros concurrimos como una agrupación de electores, no tenemos un partido detrás que dijera que ellos se tenían que ir, que hubiese sido lo lógico. Como éramos dos y dos, no se pudo tomar ninguna decisión y ellos siguen ahí, aún cuando cualquiera que entienda de política sabe que son unos tránsfugas. Ellos sentían que como portavoz yo no les representaba.


¿Ha tenido algún contacto con la dirección de Podemos Andalucía?


Desde Podemos no se pronuncian. Con anterioridad, con la vertiente de Teresa Rodríguez no hemos tenido ningún problema, siempre los hemos tenido de nuestro lado, aunque cuando se ha focalizado el problema a nivel personal no se han pronunciado. Sí tengo que decir que los compañeros de Marea se han volcado. El problema en Alcalá es que hay un secretario general que aparece y desaparece y se remiten a las votaciones que habrá en los próximos meses.


Respecto a esas elecciones, ¿se presentará usted a secretaria general de Podemos Alcalá?


No, rotundamente no. En Alcalá hay gente muy buena, espléndida, que siguen trabajando para abanderar un proyecto de estas características. No tengo que ser yo la que lo encabeza, que voy a seguir al pie del cañón pero creo que hay otras personas que pueden hacerlo mejor.


Documentando