La socialista Maria José Fernández renuncia a la Alcaldía de Lebrija y continuará como senadora

​Abandona el cargo por "la normalidad democrática de las renovaciones" y en la idea de "ceder el testigo" para mantener "el proyecto ilusionante" de los socialistas
|


CylqkKiXUAAyzqj

La alcaldesa de Lebrija y senadora socialista por la provincia de Sevilla, María José Fernández, ha entregado un escrito en el Ayuntamiento para renunciar al cargo de regidora, según ha informado a Europa Press la propia Fernández, que gobierna el municipio desde 2007 y que mantendrá su puesto en la Cámara alta. La primer edil, a la hora de justificar su renuncia, la ha encuadrado en "la normalidad democrática de las renovaciones" y en la idea de "ceder el testigo" para mantener "el proyecto ilusionante" de los socialistas. 


María José Fernández ha expuesto que una vez entregado su escrito de renuncia, su dimisión será formalizada el próximo miércoles en un pleno extraordinario, toda vez que el pleno de investidura de la persona que le releve en la Alcaldía se celebrará el lunes 31 de julio. María José Fernández ha llamado a entender su dimisión como alcaldesa, que no como senadora, "en la normalidad democrática de las renovaciones", exponiendo que a sus 56 años, consideraba "prudente ceder el testigo para seguir ofreciendo un proyecto ilusionante" en Lebrija, por parte del PSOE. 


Así, ha expuesto que el Ayuntamiento de Lebrija afronta un "relevo" que no estará marcado por aspectos "dramáticos", porque a la hora de abandonar la esfera municipal, se ha regido por la máxima de que "hay que saber llegar y saber irse". "Yo así lo he hecho", ha enfatizado, recordando que su vida municipal "ha sido muy intensa". No en vano, antes de desembarcar en la Alcaldía en 2007, fue primera teniente de alcalde de 1991 a 1996. En cuanto a su relevo, ha señalado "el protagonismo de los órganos" del partido para decidirlo, así como "la participación de la militancia".