El Ayuntamiento aprueba ceder temporalmente dos piezas del Carambolo al Museo Arqueológico Nacional

Las muestras serán exhibidas en Madrid de septiembre de este año a febrero de 2018, con motivo de la exposición temporal 'El poder del pasado, 150 años de arqueología en España'
|

AyuntamientoCaramboloMuseoArqueologicoNacional 1046605820 132556954 667x375

La junta de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla ha autorizado este viernes el préstamo solicitado por el Museo Arqueológico Nacional de Madrid y la sociedad estatal Acción Cultural Española, para que dos muestras del famoso tesoro del Carambolo, formado por 21 piezas de oro de 24 quilates labradas entre los siglos VII y VIII antes de Cristo y propiedad del Consistorio, sean expuestas en el Museo Arqueológico Nacional entre septiembre de este año y febrero de 2018.


Según figura en el acta del acuerdo aprobado este viernes por la junta de gobierno del Ayuntamiento, un documento recogido por Europa Press, el Museo Arqueológico Nacional y Acción Cultural Española solicitaron este préstamo de piezas del tesoro del Carambolo para la exposición temporal 'El poder del pasado. 150 años de arqueología en España'.


Las piezas solicitadas y cuyo préstamo ha sido autorizado son la placa en forma de piel de toro, con una valoración a efectos de seguro de un millón de euros, y el collar, con una valoración de tres millones de euros a efectos de seguro. El tesoro del Carambolo, un fabuloso ajuar formado por 21 piezas de oro de 24 quilates labradas entre los siglos VII y VIII antes de Cristo, fue descubierto allá por 1958 en el cerro de Camas del que toma su nombre. El tesoro pertenece al Ayuntamiento de Sevilla, pero está ligado a la colección del Museo de Arqueología de Sevilla.


No obstante, el Museo Arqueológico Provincial, que desde hace años y años espera una rehabilitación y modernización integral, sólo expone una de las réplicas labradas hace décadas por el prestigioso orfebre Fernando Marmolejo, dado que no cuenta con suficientes garantías en materia de seguridad para exponer las piezas originales. Fue durante algunos meses de 2012, en ese sentido, la última vez que el Museo Provincial de Arqueología de Sevilla expuso las piezas originales de este un excepcional ajuar, que a día de hoy sigue oculto en una cámara acorazada perteneciente a un banco.