El Ayuntamiento comienza las obras para restaurar las fachadas del Pabellón Real

​Las obras cuentan con un presupuesto de 1,2 millones de euros y tendrá un plazo de ejecución de 12 meses que se desarrolla a través de la Gerencia de Urbanismo
|

 PEP9422


El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, ha iniciado este martes las obras de conservación y restauración de las fachadas del Pabellón Real en el Parque de María Luisa, que cuentan con un presupuesto de adjudicación de 1.150.000 euros y un plazo de ejecución de 12 meses. Los trabajos, los primeros de estas características en la fachada que se realizan en el edificio desde su construcción entre los años 1912 y 1915, van dirigidos especialmente a paliar los daños que presentan las fachadas de este inmueble y sus elementos decorativos, de gran valor patrimonial e histórico, ya que el conjunto cerámico constituye uno de los más bellos ejemplos de cerámica aplicada a la arquitectura de Sevilla.



El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores, y los responsables de la Gerencia de Urbanismo y de la empresa adjudicataria de los trabajos, Díaz Cubero S.A., han asistido al inicio de estos trabajos que se realizan tras un complejo proceso de estudio y diagnóstico del edificio y que llevará a cabo un equipo de restauradores especializados con experiencia en edificios de gran valor patrimonial como la propia Plaza de España.



“Es un proyecto de protección y puesta en valor de nuestro patrimonio histórico que supone el cumplimiento de uno de nuestros compromisos de gobierno y de los acuerdos para la aprobación del presupuesto con el grupo político Ciudadanos. Es una inversión necesaria que vendrá acompañada posteriormente de un estudio sobre futuros usos que pueda tener este equipamiento vinculados al entorno del Parque de María Luisa en el que se ubica”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.



La Gerencia de Urbanismo ha redactado el proyecto técnico de intervención a partir de un análisis y estudio exhaustivo de los daños que presenta la edificación, aportado por el Instituto de Cultura y Artes de Sevilla. A la vista de los resultados de dicho estudio, se han previsto sobre todo labores de conservación, para preservar la integridad de los objetos originales y mejorar sus condiciones mediante limpiezas, consolidaciones y reintegraciones. 


Puntualmente, se llevarán a cabo también trabajos de restauración en los que se emplearán las mismas técnicas, calidad de materiales y colores que las empleadas originalmente sobre los elementos que no puedan conservarse y hayan de ser reemplazados. Al margen de estas obras de conservación – restauración de los elementos ornamentales, se aplicará también un tratamiento antihumedad en la base de los muros de fachada y, se instalará un sistema de protección contra el anidamiento de aves.



Tanto el alcalde como los técnicos responsables del proyecto de la Gerencia de Urbanismo y de la empresa adjudicataria han destacado la delicadeza que requiere la ejecución de este proyecto, por las especificidades de los elementos, la complejidad de algunas de las piezas sobre las que se interviene, como las realizadas en relieve, y el valor histórico y patrimonial del edificio.


De hecho, el Pabellón Real constituye una de las más preciadas joyas arquitectónicas de regionalismo sevillano y una manifestación, junto con la Plaza de España y el Pabellón Mudéjar de la espectacular arquitectura que se realizara en Sevilla con motivo de la Exposición Iberoamericana de 1929, obra en este caso de Aníbal González y Álvarez Osorio.


Las obras, que tendrán una duración aproximada de doce meses, van a suponer una inversión de 1.149.214 euros. Durante su realización, se mantendrá la actividad en el edificio como sede administrativa de la delegación municipal de Empleo y Bienestar Social, si bien, el alcalde ha anunciado una adecuación posterior de su uso, como nuevo contenedor cultural.