Participa exige que se cree un servicio de transporte público al Centro de Inserción Social

En la actualidad se producen unos 2.000 desplazamientos semanales sin ningún tipo medios sociales para poder acceder a las instalaciones
|


2017 07 12 Enlace Liberacion02 Cristina Angela

Situado junto al centro penitenciario de Sevilla I,en la Carretera Torreblanca-Mairena del Alcor, a más de 10 kilómetros del acceso a transporte público más cercano, el Centro de Inserción Social Luis Jiménez de Asúa provoca unos 2.000 desplazamientos semanales sin ningún tipo de servicio de transporte público que permita a las personas más desfavorecidas acceder al reciento. 


Por ello Participa Sevilla, la Federación Provincial de Drogodependencias Liberación y la Federación Enlace denuncian la falta de transporte público. “Es un sin sentido que estas organizaciones llevan denunciando desde hace años. Ya es hora que el Ayuntamiento escuche sus demandas y ofrezca un servicio regular de transporte público”, ha exigido Cristina Honorato, portavoz de Participa, tras haber registrado este grupo municipal una batería de preguntas para la próxima Comisión de Ruegos y Preguntas.


Según la legislación vigente, el CIS tiene como objetivo facilitar la inserción social y laboral de las personas internas, circunstancia "difícilmente alcanzable con los graves problemas de movilidad que sufren las personas usuarias del centro", al no estar cubierta la zona por ninguna línea de transporte público de la ciudad, como denuncian desde Liberación y Enlace.


Estos centros deberían estar diseñados para que las personas de tercer grado salgan diariamente a trabajar, al centro de salud, a cuidar de sus familiares o a continuar sus estudios. “Sin embargo, en Sevilla, esto supone una auténtica carrera de obstáculos. No solo no está en la propia ciudad, como en otras capitales andaluzas, sino que el Ayuntamiento no ha cumplido con su compromiso de facilitar el transporte público desde su creación”, ha denunciado Honorato, que ha recordado que este centro tenía prevista su ubicación en la antigua prisión de la Ranilla, pero tras una permuta de terrenos con el ministerio de Interior finalmente fue trasladado a las afueras de la ciudad.


Por último, Honorato exigirá explicaciones al delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores Juan Carlos Cabrera, después de que Liberación le pidiera en febrero una reunión para trasladarle esta situación y todavía no le haya sentado con ellos. “Sabemos que llevamos dos años perdidos en movilidad, pero es lamentable que el delegado ni siquiera haya escuchado estas demandas tan necesarias para las personas usuarias del Centro de Inserción Social”, ha concluido.