Los alumnos de Sunset Campus Cajasol trabajan el respeto a las culturas y a las razas

​El alcalde de Camas, Rafael Recio, participa en el taller práctico impartido por la Unión Romaní
|


CAMPUSCAJASOL


El dibujo de banderas de una treintena de países ha servido como punto de partida para trabajar el respeto al otro en el Sunset Campus Cajasol de Camas, una actividad que ha sido impartida por el director de la Unión Romaní, Emilio Burgos, en la que han participado la treintena de alumnos del campamento junto a los monitores y el propio alcalde de Camas, Rafael Recio.


Según un comunicado, los niños han comprendido, a través de juegos, "lo fácil que es vivir en un país y tener que marcharse a otro diferente", y la "importancia" que, en estos casos, tiene acoger al que viene de fuera para hacerlo partícipe y enriquecerse con su cultura y sus costumbres.


Otro de los mitos que han trabajado es el "rechazo a la comunidad gitana" y las "etiquetas que, a priori, se les coloca", algo que ha contado con la felicitación del alcalde camero, quien ha resaltado la importancia de cultivar estos valores y estas dinámicas de respeto y tolerancia entre los niños "porque son los ciudadanos adultos del mañana y tenemos que sembrar en ellos el espíritu de la multiculturalidad y la tolerancia".


Por último, la sesión de este jueves se ha ajustado a la filosofía de la cuarta edición de los campamentos urbanos Sunset Campus Cajasol, que han ido dirigidos a familias con necesidad de apoyo asistencial y "han estado financiados" por la Fundación Cajasol en colaboración con los ayuntamientos anfitriones. La iniciativa ha ofrecido una alternativa de ocio, diversión y solidaridad a los 150 alumnos participantes de Camas, San Juan de Aznalfarache, Cádiz, Puerto Real y Huelva.