La Guardia Civil investiga a un vecino de Arahal por presunto delito de maltrato animal

En una parcela de su propiedad había una perra desnutrida y con gran cantidad de garrapatas y otro perro encerrado, muerto, sin agua ni comida y en avanzado estado de descomposición
|


HALLAZGO


La Guardia Civil de Arahal investiga a G.A.P. como presunto autor de un delito de maltrato animal tras ser alertados por por un vecino que había denunciado haber visto un perro en una parcela de una urbanización y que parecía encontrarse en estado abandono. Tras la llamada, agentes del Instituto Armado acudieron a la zona indicada, procediendo a averiguar la identidad del dueño. Una vez lo localizan, el propietario admite tener una ejemplar de la raza share y su intención de cederla a una protectora de animales.



Cuando los agentes, junto con personal de la mencionada asociación, entran en la parcela, encuentran una perra suelta, con el cuerpo cubierto de garrapatas y en estado evidente de abandono y desnutrición. El animal es recuperado y entregado a esta asociación. Los guardias civiles continúan examinando el lugar y localizan los restos de un perro muerto y en descomposición. El cadáver se encontraba en una caseta cerrada, sin agua ni comida, abandonado a las inclemencias climatológicas y, presumiblemente, había muerto por inanición.



Ante el resultado de la actuación, los miembros de la Benemérita inician las correspondientes diligencias y se investiga al dueño de la parcela y responsable de los perros, que carecían de todo tipo de documentación.