Pepe Castro anuncia que el Sevilla FC tomará medidas por el controvertido fichaje de Vitolo

​Respecto a la dimisión de Del Nido Carrasco sentenció que "no pasa nada, el Sevilla lleva muchos años funcionando"
|


Castro


El presidente del Sevilla FC, Pepe Castro, ha comparecido ante los medios del club para hacer balance de las controvertidas y convulsas horas vividas en el seno de la entidad. Con un elocuente "no es de mis mejores días. Contentono estoy" se refería a lo sucedio en torno al fichaje de Vitolo por el Atlético de Madrid. A pesar de avanzar que el canario iba a renovar su contrato con el club nervionense, aunque al final no ha sido así. “LaLiga nos ha confirmado que Vitolo y un abogado del Atlético de Madrid han depositado dos cheques por una cantidad que entienden que es la cláusula de rescisión del jugador”.


En este sentido, Castro ha sido rotundo al afirmar que el Sevilla “va a ejercer sus derechos” y “va a estudiar detenidamente la documentación que obra en su poder para ejercer las acciones legales que estén en nuestra mano y defender los derechos de la entidad”. El mandatario sevillista ha insistito en la existencia de "una aceptación por escrito de las nuevas condiciones del contrato, aprobadas por el agente y su padre, que estuvo varias horas leyéndolo". Por tanto, asegurgó que el club hispalense "va a llegar a donde sea posible en defensa de sus intereses sin escatimar nada. Hasta donde sea necesario”.


Pepe Castro no ha dudado en acusar al jugador canario de "usar al Sevilla para que el Atlético le dé más dinero", a la vez que aseveraba que "Vitolo nos ha fallado como persona". Sin mostrarse arrepentido en ningún momento por el anuncio de la renovación, así narró lo sucedido en las últimas horas: "Durante el fin de semana tuve diferentes llamadas de nuestro, en ese entonces, jugador, Vitolo… 18 kilómetros de mensajes y varias llamadas pidiéndome por favor que resolviéramos su problema, que él ya no quería volver a Sevilla, que él quería jugar en el Atlético y que aceptáramos que el Atlético pagara la cantidad de su cláusula fraccionada. Yo le dije que eso era imposible, que toda la rumorología que había era una falta de respeto y que yo ya había dicho que en ningún caso saldría del Sevilla si el club que lo quisiera pagara la cláusula al contado en la Liga. Insistía en que le ayudara, en que él quería salir, le dije que no podría ser… No sólo habló conmigo, también habló con el vicepresidente, es verdad que también llegamos a la posibilidad de acercarnos al importe de la ficha que le pagaba el Atlético de Madrid, con lo cual el problema estaba resuelto. Eran unas cantidades con las que él estaba plenamente satisfecho, me mandó varios mensajes diciendo lo contento que estaba con ese acuerdo, me pidió que al día siguiente cuando viniera a firmar el contrato le defendiera ante la afición".


Continuaba el presidente asegurando que "ese mismo día me manda incluso mensajes, donde compromete su palabra de honor diciendo que estará las cinco próximas temporadas. Me dice que al día siguiente habláramos con su agente, durante toda la mañana estuvimos preparando ese contrato. Teníamos una presentación esa misma mañana a la una y la dejamos hasta por la tarde para preparar toda esa documentación, que no es más que la que tenemos y que obra en nuestro poder, que es el acuerdo que habíamos hablado la noche anterior, las cantidades, el importe, la subida de la cláusula y algún clausulado más que él cambio. Su padre y el agente dieron el OK por correo electrónico, a falta sólo de la firma del contrato para cuando llegara a Sevilla. Incluso el jugador me dice que lo diga y publique porque me ha mandado un mensaje dando su palabra de honor, no obstante no quisimos hacer eso hasta no tener el documento de aceptación tanto por parte de su representante como de su padre. Es por eso por lo que lo dijimos”.


Finalmente, cambiando de tercio y preguntado por la dimisión del vicepresidente primero José María del Nido Carrasco, el presidente Castro indicó que "esta mañana he estado en Madrid haciendo unas gestiones para el club y cuando he llegado me he encontrado la sorpresa. Es una decisión de él, que no tengo conocimiento de ella, ni sé los motivos, lo único que hay que hacer es respetarla. Tranquilidad absoluta, no pasa nada, el Sevilla lleva muchos años funcionando. Van entrando unas personas, saliendo otras… y no ocurre absolutamente nada. Absoluta tranquilidad que el Sevilla va a seguir funcionando absolutamente como un reloj”. Nada de esto parece ya tan seguro. Comienza el Juego de Tronos en Nervión...