Espadas pone en marcha un nuevo Plan Integra, con dos millones para favorecer la inserción de 2.100 personas

​La segunda edición de este programa contará con unos fondos de hasta dos millones de euros, medio millón más que la anterior
|


Thumb 20

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha anunciado la puesta en marcha de la segunda edición del Plan Integra, con un aumento de fondos, hasta los dos millones de euros, medio millón más que la anterior; así como de beneficiarios, que pasan de 1.746 a 2.100 personas paradas con diferentes grados de vulnerabilidad a las que se les dará impulso y herramientas para su inserción laboral. 


En rueda de prensa, junto al concejal delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores (PSOE), Espadas ha puesto en valor este programa propio del Ayuntamiento, que ya ha desarrollado una "muy positiva" primera edición, teniendo en cuenta que, con dos tercios del programa ejecutado, ya se ha cumplido el 95 por ciento del objetivo de inserción, al conseguir contratos indefinidos 170 personas participantes. Para esta edición, también se sube ese objetivo, que se fijará en 245 personas. 


Este nuevo plan propio municipal se prevé que esté en marcha antes de final de año, teniendo en cuenta que en los próximos días se publicará en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) el acuerdo de la Junta de Gobierno de este viernes al respecto, con el que se abrirá el plazo de un mes para que las distintas entidades presentes sus proyectos a desarrollar en las diferentes zonas. Cabe señalar que el programa también incrementa de seis a siete los proyectos a ejecutar y redistribuye las zonas. 


Así, en la primera edición había cinco acciones por zonas y dos proyectos de ciudad. Ahora, el segundo Integra se desarrolla, igual que en la edición anterior, en los distritos Norte, Este-Alcosa-Torreblanca, Cerro-Amate y el barrio del Polígono Sur, pero incluye con proyecto propio a Macarena. A estos cinco, se unen uno relativo a Triana, Los Remedios, Bellavista- La Palmera y Casco Antiguo, zonas con mejor índice de paro, y otra acción para San Pablo-Santa Justa, Nervión y el resto del Distrito Sur. 


Cada proyecto contará con una inversión de 291.428 euros. Podrán ser beneficiarios del Plan Integra los desempleados empadronados en Sevilla, en búsqueda activa de empleo y que cuenten con diferentes grados de vulnerabilidad, pudiendo ser jóvenes menores de 30 años, mayores de 45 años, parados de larga duración, discapacitados, personas maltratadas física o psíquicamente, inmigrantes o personas en proceso de rehabilitación o inserción social. A ellos se les otorgará herramientas para mejorar su empleabilidad, técnicas, acciones grupales y 700 de ellos contarán con prácticas, que además tendrán ayudas de apoyo por un montante de 53.250 euros por cada proyecto, unos 17 euros diarios. 


De su lado, Flores ha destacado el programa de innovación social que se desarrolla, con recursos propios y dirigido a colectivos especialmente vulnerables para mejorar su empleabilidad. Así, llama la atención sobre la existencia en la ciudad de un "paro estructural de más del 30 por ciento, ciudadanos que no han trabajado en un año y muchos de ellos en dos años. "Tenemos que volver a dar una oportunidad a esas personas sin oportunidades", afirma, abogando por promover las herramientas de inserción y "menos asistencialismo", algo que considera aún también necesario. 


"EL MOMENTO MÁS DURO DE LA CRISIS ESTÁ SUPERADO" 


 Espadas ha apostado por que el Ayuntamiento forme parte activa en la recuperación económica y recuerda que entre 2011 y 2015, "en el peor momento de la crisis", el gobierno de Juan Ignacio Zoido (PP) "desmanteló buena parte de los instrumentos de empleo y de ayuda para las personas más desfavorecidas". Lamenta que la memoria del PP al respecto haya quedado en la "mínima expresión" y confirma que su gobierno está "generando empleos directos", apuntando concretamente a más de 6.000 mediante programas de formación, con la colaboración con los programas de la Junta de Andalucía, con la rehabilitación de locales de Emvisesa, la Escuela de Hostelería de Torreblanca o el CODE del Polígono Sur, entre otros. 


Así, pone en valor el descenso del paro de los más de 86.000 desempleados existentes e junio de 2015 a los 72.642 actuales. "Se puede dar por superado el momento más duro de destrucción de empleo", recalca, destacando el papel de la colaboración público privada en ello.