Escuela de calor solicita el plan de choque de climatización, plazos y presupuesto

El colectivo fue convocado a una reunión con la delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía, pero no acudieron al desconocer la actual situación
|

Fotonoticia 20170619181824 640 1


El colectivo de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (Ampa), reunidas en torno a la campaña 'Escuela de calor. Aulas sí, saunas no', ha informado de que este martes por la mañana han sido convocadas a una reunión en la delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía, pero finalmente no han acudido al no haberlo dado con anterioridad el plan de choque del que se pretendía hablar. En un comunicado, explica que no se ha recibido el documento pese a "haberlo solicitado previamente" para someterlo a su asamblea y poder mantener una "reunión eficaz en la que hacer aportaciones al mismo o rechazarlo si no se ajusta a sus reivindicaciones". 


"Si de verdad tienen algo elaborado, ¿por qué no facilitarlo a la parte convocada? ¿Qué utilidad tiene una reunión así para las Ampas?", se pregunta. Así, afirma que "las Ampas no quieren ser objeto de un titular de prensa más en el que la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía venda que está trabajando con ellas para solucionar un problema en el que ya venían trabajando con anterioridad a su movilización, porque eso no responde a la verdad". 


"Llevan décadas recibiendo información y quejas por parte de las Ampas y no han hecho nunca nada excepto mirar para otro lado, por lo que ahora nada indica que sea diferente", agrega. Entiende que la prioridad de la Junta es "desmovilizar al colectivo y ganar tiempo para hacer intervenciones puntuales, algún parche, que les permita vender una gestión inmediata del problema y dividir al colectivo". 


Añade que la Junta sabe cuáles son las peticiones porque se entregaron por escrito, "conocen la normativa en materia de climatización, tienen los técnicos, suya es la competencia en Educación y la responsabilidad de ejercerla". Ampas de Sevilla quiere soluciones, "que no aire acondicionado", para todos los centros en los que no se cumple la normativa de temperatura", pidiendo, por escrito, con plazos y presupuesto.