Lipasam inicia el cambio de modelo de recogida de residuos en distintas calles del centro

En total, se han retirado cerca de 50 contenedores de carga trasera y se han repartido cubos de uso individual, con el objetivo de reducir el impacto visual y mejorar la limpieza de estas vías
|

IMG 7004 1

El Gobierno municipal ha señalado que Lipasam, en coordinación con el Distrito Casco Antiguo, en respuesta a las demandas ciudadanas y en consenso con los vecinos, ha puesto en marcha un plan para la implantación del sistema de recogida mediante el uso de cubos individuales en diferentes calles de la zona centro de la ciudad que contaban con contenedores de carga trasera.


Por ello, el delegado del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha tachado de “cínica y oportunista” la crítica del PP “hacia un sistema de uso de cubos individuales en las calles del Casco Antiguo que el propio PP aplicó durante su mandato”. “Con este modelo, evitamos la problemática que genera la suciedad en el entorno de estos contenedores y mejoramos considerablemente la imagen y el servicio que se ofrece a los ciudadanos en esa zona, por lo que es incomprensible que el PP ponga en cuestión una medida reclamada por los propios vecinos”, ha señalado Cabrera.


Así, el delegado ha explicado que entre los meses de febrero y junio se han retirado alrededor de 50 contenedores de las calles Castellar, Joaquín Guichot, Alberto Lista, Santas Patronas, Teodosio y Faustino Álvarez para implantar el uso de cubos individuales. En las últimas semanas se ha procedido a la retirada de los contenedores de la zona Baños-Plaza de la Gavidia y Plaza del Cronista


Cabrera ha recordado que “esta medida es un claro ejemplo del trabajo continuo que desde Lipasam se está realizando con el objetivo de mejorar notablemente el servicio a los ciudadanos y la imagen de la ciudad, por lo que no entendemos cómo el PP puede ponerlo en cuestión, máxime cuando fue un modelo que ellos mismos impulsaron”. “Si este es el tipo de denuncias que el PP va a llevar a cabo en esta supuesta etapa de renovación, parece claro que Sevilla va a seguir careciendo de una oposición constructiva y útil”, ha considerado el delegado.



SISTEMA DE RECOGIDA


El sistema consiste en mantener dentro de cada edificio o casa un cubo de 120, 240 o 330 litros de capacidad para residuos, según las necesidades de cada caso, y sacarlo a la puerta por la noche. Posteriormente los residuos son retirados por el servicio de recogida de Lipasam y colocado el cubo en su lugar, para que a primera hora del día sea guardado por su propietario en el interior dicho inmueble. Previamente a la entrega de los cubos, se ha realizado una campaña informativa “puerta a puerta”, para proporcionar todos los detalles sobre esta iniciativa y ofertado los distintos modelos de cubos que el usuario puede solicitar.


Para que no haya confusión, todos los cubos están identificados con el domicilio al que corresponden. Además, cabe destacar que los recipientes son higienizados por el servicio de limpieza de mobiliario urbano de la empresa periódicamente o tras solicitud a través de correo electrónico, página web, redes sociales del Ayuntamiento, sede electrónica o llamada al 010, teléfono de atención ciudadana.


Es importante destacar las dificultades que generan la colocación de contenedores en esta zona histórica de Sevilla, caracterizada por las dimensiones de las calles, la falta de espacio para ubicarlos, y las dificultades para el acceso de los vehículos. Asimismo, cabe resaltar la importancia de hacer un buen uso del sistema de recogida de residuos, por lo que desde Lipasam se hace un llamamiento a ciudadanos y comerciantes para que colaboren con el servicio y utilicen adecuadamente los contenedores o cubos de uso individual.


Este modelo de recogida de residuos funciona con éxito en otros barrios de la ciudad como Triana, La Alfalfa, el Arenal, San Lorenzo, Santa Catalina, Barrio de Santa Cruz, Avenida de la Constitución y otras zonas comerciales y residenciales del centro, donde el sistema está funcionando con normalidad y a plena satisfacción de los usuarios, habiendo mejorado de forma notable la limpieza y el impacto visual de estas zonas, gracias a la reducción del número de contenedores.