DESDE LA ORILLITA

|

Ndice 34

Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo. Proverbio árabe.

Dicen de él que no existe mejor bálsamo para sanar heridas. Mayor oído para atender plegarias. La perfecta compañía con uno mismo.
Sumergirme en tu azul y fruncir el ceño con la amarilla claridad.
Dotar de sentido cualquier propósito identitario al que camina a tu encuentro.
Sentir el mar de cerca, casi dentro.
Lengua blanca de arena paladeando la Breña de lado a lado.
Erosión y roca desnuda, lenguas muertas testimonio de siglos de pudor perdido.
No son molinos, vuestra merced, son gigantes desafiantes a la furia del Levante. 


Ndice 32


La marea alta y rizada ensortijando cabellos y arrugando caras.
El tiempo en tus manos,
a la orillita de Cádiz,
Magnitud insobornable.
Rodéame de aire, luz y sal 


Para entender el valor de un año, pregúntale al estudiante que perdió un curso.
Para entender el valor de un mes, pregúntale a la madre que alumbró a su bebé prematuro.
Para entender el valor de una semana, pregúntale a Cándido por la edición semanal de isevilla.es.
Para entender el valor de una hora, pregúntale a los amantes que desesperan por encontrarse.
Para entender el valor de un minuto, pregúntale al viajero que perdió su tren.
Para entender el valor de un segundo, pregúntale al que estuvo a punto de tener un accidente.
Para entender el valor de una milésima de segundo, pregúntale al atleta que ganó una medalla de plata en las Olimpiadas.
Para entender el valor de la Eternidad, asómate al baño de un cobarde al atardecer.



Ndice2 5