El Ayuntamiento ha apeado casi 670 árboles en los últimos 18 meses que suponían un riesgo para la seguridad

|

Unnamed 170

El Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla, que está adscrito a la Delegación de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, ha apeado en los últimos 18 meses en torno a 670 árboles ubicados en la vía pública que suponían un riesgo para la seguridad debido a que los informes técnicos reflejaban que por su mal estado eran irrecuperables y suponían un riesgo para la ciudad. “Llevamos más de un año trabajando en un plan de emergencia tras el diagnóstico que realizamos del arbolado de la ciudad en 2015 que reflejó el enorme deterioro de más de 2.000 ejemplares de la ciudad que no recibieron una atención adecuada durante los últimos años”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz, quien subrayó que se va a seguir trabajando para reducir al mínimo los riesgos.


El delegado subrayó que como ha ocurrido en otras ocasiones, los servicios de Parques y Jardines han realizado una inspección en la zona de Cerro Amate donde se produjo la caída de la rama para revisar el estado de todos los árboles del entorno y tomar las medidas necesarias en aquellos que supongan un riesgo. “Lamentamos profundamente este accidente y se tomarán todas las medidas para reducir el peligro que suponen los árboles que tenemos en mal estado en nuestra ciudad”.


El delegado subrayó que se están tomando desde el principio todas las medidas posibles para reducir los riesgos actuando además con total transparencia y siguiendo los informes técnicos. “Las medidas del plan de intervención urgente sobre el arbolado están recogidas en la página web en la que se pueden comprobar cómo se han tenido que apear árboles de distintos distritos debido a mal estado que tenían desde años”.


Tal vez si cuando el PP gobernó hubiera adoptado alguna de las medidas necesarias o hubiera puesto en marcha un plan de actuación sobre los ejemplares en peor estado el problema no sería el que tenemos en este momento”, apuntó Muñoz, quien en cualquier caso pidió al PP colaboración en estas actuaciones de urgencia: “Estamos dispuestos a trabajar con todos los grupos políticos por reducir los riesgos, pero trabajar de verdad. No pueden estar cuestionando cada vez que los técnicos apean un árbol por motivos de seguridad y tratando de poner a los vecinos en contra de estas intervenciones con engaños, y luego dedicarse a pedir planes de emergencia y hacerse una foto cuando hay un accidente. Hay que ser responsable y velar por el interés general en todo momento”, apuntó Muñoz.