Los vecinos de la calle Pureza reciben las ofertas del Consistorio sobre la problemática de su regulación

​​Los residentes podrán reservar plazas de estacionamiento y de paradas en lugares preseleccionados y además,votarán un sondeo para evaluar si prefieren contenedores de basura o cubos individuales en los bloques
|


Calle Pureza Sevilla

Los vecinos de la calle Pureza se reunieron días atrás con la delegada del distrito Triana, Carmen Castreño, junto al delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera,  para ser informados de la decisión que ha tomado el Gobierno Local que, por motivos de seguridad y en cumplimiento de la normativa vigente, van a suprimir una de las bandas de estacionamiento de la calle Pureza, lo que ha afectado a una treintena de plazas, así como para plantearles distintas opciones de mejora para el barrio.


Así, tras un debate con los delegados, y tras escuchar sus propuestas y reclamaciones, el Ayuntamiento ofreció a los vecinos iniciar los trámites para que plazas de la calle Pureza y de otras vías del entorno estén reservadas sólo para los residentes de la zona, que contarán con título identificativo al igual que ocurre en otras zonas de la ciudad. Del mismo modo, se va a estudia si se pueden acondicionar plazas sólo para parada por parte de los vehículos de residentes con el objetivo de que puedan descargar o trasladar a personas con movilidad reducida en los puntos en los que quede garantizada una distancia de tres metros para la circulación de vehículos.


“La seguridad está por delante de todo. Y si hay un informe técnico que advierte de que con las dos filas de estacionamiento en Pureza no pueden acceder con facilidad los vehículos de emergencias ese criterio está por delante de cualquier debate”, sentenció el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, quien subrayó que pese a este inconveniente se pueden introducir medidas que favorezcan a los residentes.


En este sentido, el Cosistorio ofreció a los residentes la reserva de las banda de plazas de estacionamiento que quedan en la calle Pureza al igual que ocurre en otras zonas de la ciudad, y un estudio más amplio de la zona por si es posible habilitar plazas que sirvan para parada de vehículos de residentes.


En cuanto a la recogida de residuos, en la reunión, en la que estuvieron presentes representantes de Lipasam, se plantearon dos opciones a los vecinos de la calle Pureza: que vuelvan los contenedores de basura que fueron retirados en 2015 o que se mantenga el sistema actual de recogida aunque incrementando la entrega de cubos de uso individual en los distintos bloques. Dada la falta de acuerdo en la reunión entre los propios vecinos, el distrito Triana se ofreció a realizar un sondeo entre todos los bloques para que sean los propios residentes quienes decidan el sistema de recogida de residuos.


Por último, Carmen Castreño desmintió que las medidas adoptadas en la calle Pureza tengan relación con el plan de reordenación de la movilidad de la calle Betis y la calle Pureza que está estudiando la comisión de movilidad constituida por la Junta Municipal del Distrito Triana y respaldada por el Pleno del Ayuntamiento de Sevilla para la mejora de la movilidad y de las condiciones de vida de los vecinos y vecinas distrito Triana.