Los trabajadores temporales de Lipasam se encadenan al Ayuntamiento en señal de protesta por su situación

​Continúa la lucha de los eventuales de la empresa metropolitana por el oscurantismo de las listas de entrada a los puestos indefinidos y el quebrantamiento del convenio de los órdenes de entrada a dichos empleos
|


Lipasamprotesta

Los trabajadores eventuales de Lipasam, tras 5 meses de protesta, con apoyo de los sindicatos CGT y SAT, se encadenan a las puertas del Consistorio Municipal para denunciar la "mafia" que según ellos hay en el orden de obtención de los puestos de trabajo indefinidos mediante listas de espera, ya que se ha estado quebrantando sistemáticamente con una lista paralela ilegal, proceso que además el Gobierno municipal y el Comité de Empresa ha permitido.


Bajo la denuncia "Las bolsas de empleo te encadenan a la precariedad" los trabajadores eventuales de Lipasam se han encadenado simbólicamente a las puertas del Ayuntamiento para alertar a la ciudadanía y al alcalde Juan Espadas por su mala situación laboral en la sociedad municipal Limpieza Pública y Protección Ambiental. Reclaman los puestos indefinidos que según ellos se merecen por su antigüedad en la empresa municipal.


Según los trabajadores, Lipasam, bajo el beneplácito del Comité de Empresa, los sindicatos mayoritarios y el propio Ayuntamiento, ha permitido la creación de una bolsa de trabajo extraoficial para introducir a personas con contrato indefinido con menos años de antigüedad por afinidades personales a "los peces gordos".


Según Israel, un peón de Lipasam que lleva más de 10 años como eventual, se han colocado a personas de la lista paralela por delante de él sin conocimiento alguno, cuando por antigüedad él debe estar por delante, incumpliendo el propio convenio colectivo. Y afirma categóricamente que refiriéndose a los responsables  "desde que saben la verdad, les da vergüenza mirarnos por la calle". Si Espadas y Pedro Sánchez son de izquierdas, de los obreros y trabajadores, que miren por la situación de sus trabajadores " termina con una denuncia política.


La regularización de estas listas paralelas se produjo en 2016, cuando por acuerdo entre Lipasam y su comité de empresa, 330 miembros de la antigua bolsa de empleo de 2005 fueron declarados como trabajadores "indefinidos no fijos por tiempo discontinuo", consolidando así su relación con la empresa, y constituyendo definitivamente la nueva bolsa de empleo temporal de peones, formada por 600 personas.


Sin embargo, se han prescindido empleados eventuales con los que había ido contando entre 2013 y 2016, entre los que se encuentran trabajadores como Israel, de más de 10 años de antigüedad, y por el contrario, otros que llevan menos años han accedido a mejores puestos, por lo que este colectivo para protestar por su situación lleva 5 meses acampado en la Plaza Nueva con el apoyo de sindicatos minoritarios como CGT y SAT. Asimismo denuncian que el Comité de Empresa les ha dejado de lado en esta lucha, y que por ello, mucha gente ha dejado de hacerlo por "miedo a represalias, ya que no te vuelven a llamar".


Estas movilizaciones han conseguido que la sala de Fieles Ejecutores del Ayuntamiento de Sevilla acoja este viernes a las 10,30 horas una reunión entre los trabajadores contratados intermitentemente entre 2013 y 2016 por Lipasam y los representantes de los grupos municipales del Consistorio, el propio Gobierno local socialista, la dirección de Lipasam y su comité de empresa. También, según los eventuales, a todos los partidos políticos se les ha enviado un informe de su situación, pero desconocen si les apoyarán o asistirán finalmente a dicha reunión.