El Sevilla Atlético empata con el Cádiz en un inteso y vibrante partido que se pudo llevar cualquiera

Espectacular empate a tres con casi veinte mil espectadores en las gradas, un doblete de Marc Gual y un tanto de penalti de Ivi
|

Marc gual

El Sevilla Atlético y el Cádiz CF se han repartido los puntos este sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en un partido con más de veinte mil espectadores en las gradas y en el que el filial volvió a dar ese espectáculo que ha sido habitual a lo largo de la temporada. Dos goles de Marc Gual en la parte final del primer acto encarrilaron el choque, pero una falta directa de Aketxe desde muy lejos. Pero Matos cayó derribado en el área y esta vez el colegiado sí que señaló penalti. Ivi convirtió, pero el Cádiz volvió a resurgir y se llevó un punto con tantos de Álvaro García y Abdullah.


No se podía pedir más. Casi siete mil aficionados cadistas y más de once mil nervionenses en las gradas de Nervión para homenajear la espectacular temporada del Sevilla Atlético. El ambiente, de lujo, y los jugadores del filial no estaban dispuestos a faltar a su parte del trato. Los primeros minutos fueron de clara posesión sevillista, pero el Cádiz estaba bien plantado y buscaba las espaldas de la defensa. De esta manera, el balón tardó mucho en rondar por las áreas más allá de algunos acercamientos aislados.


Sin embargo, casi a la primera iba a llegar la recompensa para el filial. Pasada la media hora de juego, Marc Gual caza un rechace dentro del área y fusila a Cifuentes, que prácticamente no tiene tiempo para reaccionar y encaja el 1-0. Incluso antes del descanso iba a llegar el segundo de la tarde. Borja Lasso se adentra por el lateral del área y saca un vistoso recurso dejándola de tacón para Marc Gual. El catalán, sin tiempo para armar el disparo, opta por rematar de puntera y seguir con su auténtico idilio goleador.


Premio justo que había que corroborar en la segunda parte, pero una acción de mucha calidad individual iba a meter a los amarillos -hoy de verde- en el partido. Falta muy lejana de Aketxe que acaba siendo imposible para José Antonio por el diabólico efecto que imprime al balón. La grada visitante contagió a su público y el Cádiz tomó las riendas, pero una pena máxima lo iba a volver a cambiar todo. Se escapa Matos por la izquierda y es derribado claramente por Aridane. Aunque no ha sido lo habitual esta temporada, el colegiado señaló el punto fatídico e Ivi marcó el gol con total tranquilidad.


El partido estaba tenso y ambos equipos acabaron prácticamente igualados en faltas, pero no en amonestaciones ante la incredulidad del público. De hecho, Fede, Bernardo e Ivi vieron la quinta amarilla del ciclo y no estarán en Oviedo. Además, el Cádiz volvía al partido al anotar Álvaro a puerta vacía tras una salida del meta sevillista. Como muestra, el goleador se levantó la camiseta mostrando un mensaje y no vio amonestación. Ahora sí la presión para el filial era muy importante y el empate acabó llegando de forma desgraciada. A diez para el final y tras un córner, Abdullah aprovechaba un rebote para batir a José Antonio en boca de gol.


Incluso en esas circunstancias pudo llegar el cuarto con un disparo al poste de Curro. Además, pese a los cinco minutos de alargue, el Cádiz mostró estar más satisfecho con el punto que los franjirrojos, que nada se jugaban ya clasificatoriamente. El domingo a las 20:00 horas, última salida de la temporada en otro escenario de Primera División, el Nuevo Carlos Tartiere de Oviedo.


Por el Sevilla Atlético jugaron: José Antonio; David Carmona, Bernardo, Álex Muñoz, Matos; Fede S., Cotán, Borja Lasso, Ivi, Pozo y Marc Gual. Minutos también para Diego González, Curro y Yan Brice.