CCOO denuncia graves fallos informáticos en los Registros Civiles de Sevilla y España

​Desde el sindicato consideran que que “la chapuza informática del Ministerio de Justicia afecta esta vez también a decenas de miles de ciudadanos y ciudadanas"
|

Registro civil sevilla


El Sindicato Provincial de Servicios a la Ciudadanía de CCOO de Sevilla informa de que durante estos días ha permanecido inoperativa o bajo mínimos la aplicación informática Inforeg que se utiliza en los Registros Civiles de toda España para expedir, por ejemplo, las certificaciones de nacimiento, matrimonio o defunción, necesarias y obligatorias para que la ciudadanía acredite ante los organismos correspondientes su estado civil en trámites tan cotidianos como la obtención del DNI o pasaporte, matrimonios, tramitación de separaciones y divorcios, herencias, cobro de pensiones, matrículas en colegios, etc., etc.

La Subdirección General de Nuevas Tecnologías del Ministerio de Justicia, dependiente directamente de la Secretaría General de la Administración de Justicia, no ha dado ningún tipo de explicación sobre los motivos de esta nueva caída informática, que esta vez, no solo ha afectado al ámbito territorial gestionado por el Ministerio de Justicia, sino también a Andalucía y demás Comunidades Autónomas con competencias transferidas.

Desde que se empezaron a implantar las nuevas tecnologías en la Administración de Justicia, el Minsterio de Justicia, con Rafael Catalá a la cabeza, secundado por su número dos, la Secretaria de Estado Carmen Cortés y el Secretario General, Antonio Dorado; se empeñan en ocultar a la opinión pública a través de una desmesurada propaganda institucional el desastre y la chapuza que está caracterizando esta implantación tecnológica.

En el territorio gestionado por el Ministerio de Justicia, todas las semanas de todos los meses de los últimos dos años se están produciendo con carácter generalizado paralizaciones de unos sistemas informáticos absolutamente inadecuados, mal diseñados, con insuficiente capacidad, sin la formación adecuada ni la atención necesaria a las personas usuarias,... y el Ministerio de Justicia sigue negando la realidad mientras que los trabajadores y las trabajadoras de la justicia siguen soportando unas condiciones de trabajo inaceptables que les impiden, de hecho, trabajar y despachar los asuntos que tienen encomendados sin poder ofrecer a la ciudadanía un servicio público de la Administración de Justicia mínimamente aceptable. Se suma ahora el parón informático en los Registros Civiles de toda España ya que también depende del Ministerio de Justicia aun en los territorios con competencias transferidas como Andalucía.

La tozudez del Ministerio de Justicia en imponer unos plazos imposibles de cumplir para la digitalización de la justicia (recordemos que desde el 1 de julio de 2016 la ley obliga a implantar el papel cero en los juzgados) está provocando también muchos problemas en los juzgados, tribunales y fiscalías de Andalucía que, en las últimas fechas se han visto agravados por el ciberataque acontecido la pasada semana que ha ralentizado el funcionamiento de los sistemas informáticos con especial incidencia en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer de Sevilla.

Por esta desastrosa situación CCOO vuelve a solicitar responsabilidades políticas y la dimisión o el cese inmediato de quien haya dado lugar a la misma, contratando programas y equipos absolutamente inadecuados e insuficientes y rechazando las reclamaciones sindicales de más y mejor formación y de medios personales suficientes para atender estos nuevos sistemas de trabajo.

La implantación de las nuevas tecnologías ha de hacerse de forma programada, pausada, negociada, con medios suficientes, escuchando a quienes utilizamos los recursos y no a golpe de decretazos y leyes con plazos imposibles de cumplir e ignorando cualquier criterio de eficacia y responsabilidad por encima de la propaganda política a que tan acostumbrados nos tiene este gobierno.