Sanz anuncia la creación de una Comisión Mixta Regional de Seguridad Privada para mejorar la colaboración

​El subdelegado del Gobierno afirma que la Ley de Seguridad Privada ha contribuido a “afianzar” un sector “fundamental” en el entramado de seguridad de las sociedades más avanzadas
|

Unnamed 69

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha anunciado hoy la creación de una Comisión Mixta Regional de Seguridad privada para aumentar la “colaboración” con el sector privado, que cuenta con 17.000 vigilantes de seguridad en la tarea de “garantizar la libertad de los ciudadanos y proteger sus derechos”, en estrecha colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en el marco de la Ley de Seguridad Privada aprobada hace dos años, que ha ayudado a “afianzar un sector fundamental en el entramado de la seguridad de las sociedades europeas más avanzadas”.


Sanz ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la clausura del Día de la Seguridad Privada en la provincia de Sevilla, en el que se han otorgado menciones a 60 vigilantes, guardas rurales, responsables y técnicos de empresas de seguridad que han destacado por su labor en pro de la protección de personas y bienes y por su colaboración permanente con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como un premio a la Empresa privada ET Seguridad, por su trayectoria en este sector.


El delegado ha felicitado y ha animado a continuar en la misma línea de trabajo a los galardonados, a los que ha calificado como “los mejores aliados de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, integrados, bajo su tutela, en el modelo de seguridad colectivo”.

Al acto, celebrado en la sede de la Fundación Cajasol, han asistido el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, el jefe superior de Policía Nacional de Andalucía Occidental, José Antonio de la Rosa, y el Teniente Coronel Jefe de Operaciones de la Guardia Civil de Sevilla, Paulino Salvador Ramos, así como representantes del sector de la seguridad privada y agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la provincia.


Durante su intervención, Antonio Sanz ha recordado que en mayo se han cumplido tres años de la entrada en vigor de la ley de Seguridad Privada, una ley que impulsó el Gobierno de España “para combatir el intrusismo con medidas rigurosas y mejorar la coordinación entre las empresas de seguridad privada y el sector público” y que, en su opinión, ha contribuido a “afianzar” en España y en Andalucía “un sector fundamental en el entramado de la seguridad de las sociedades europeas más avanzadas”, toda vez que ha trasladado que “el borrador que desarrollará el reglamento de dicha ley está muy avanzado y en breve se iniciará su tramitación”.


COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA


Respecto a la normativa de Seguridad Privada, el delegado del Gobierno ha anunciado que en los próximos días, creará una Comisión Mixta Regional de coordinación de Seguridad Privada, para mantener un contacto directo e intercambiar experiencias de las FCSE y las empresas de seguridad privada, así como para formular propuestas conjuntas de procedimientos de lucha contra la delincuencia objeto de la seguridad privada.


Así, ha mantenido que los importantes cambios normativos que ha experimentado la ley en esta materia y a las necesidades de modernizar la gestión y aumentar la colaboración, “me han llevado a trabajar en la regulación y puesta en marcha de esta Comisión Autonómica que, por primera vez se creará aquí en Andalucía, para dar desde nuestra Delegación del Gobierno cumplimiento a algunas demandas del sector, con el objetivo de impulsar el aumento y la mejora en las relaciones, y que conlleve a un incremento en la colaboración y a una coordinación más eficaz con los distintos agentes implicados”.


UN SECTOR EN EXPANSIÓN



Según sus palabras, la seguridad privada emplea en la actualidad en las ocho provincias andaluzas a casi 17.000 vigilantes, de los que casi 5.000 trabajan en la provincia de Sevilla, y cuenta con más de 200 empresas vinculadas con esta actividad, de las que más de un diez por ciento se ubica en dicha provincia.


Sanz ha precisado que sólo en Sevilla funcionan actualmente más de medio centenar de centros de formación, de los 300 que existen en Andalucía “en los que se preparan nuevos vigilantes de seguridad, lo que refleja la pujanza de un sector en expansión y con futuro, que contribuye a la creación de riqueza y a la generación de empleo”.


El compromiso y el trabajo entre ambos sectores contribuyen a mejorar la seguridad y la libertad de la sociedad civil andaluza y española porque ambos se complementan, reforzando nuestro Estado de Derecho y garantizando la seguridad de la sociedad” ha precisado el delegado del Gobierno.


Antonio Sanz ha afirmado que la seguridad es “uno de los principios básicos sobre el que edificar una sociedad libre y democrática” y ha expresado su convencimiento de que los ciudadanos “perciben y valoran” el esfuerzo conjunto que se está realizando, que se ha traducido en una mejora sostenida de la sociedad.


Podéis estar orgullosos de haber contribuido a configurar un modelo de seguridad ejemplar dentro y fuera de nuestras fronteras”, ha afirmado Sanz a este respecto, señalando la importancia que tiene la seguridad como “un valor que atrae inversión y turismo”, generando “empleo y crecimiento”.


Finalmente, el delegado del Gobierno ha expresado su apoyo al sector de la seguridad privada para “ayudar en todo lo que contribuya a construir una Andalucía más segura y, por tanto, más libre y más próspera”, lo que a su juicio constituye “una aspiración que comparte la gran mayoría de los ciudadanos”.