Juzgan el jueves al futbolista del Betis Rubén Castro por presuntos malos tratos a su expareja

La Fiscalía de Sevilla reclama cuatro años de prisión para el jugador del Real Betis por los presuntos delitos que habría cometido
|

Fotonoticia 20170520105537 640

El juzgado de lo Penal número 14 de Sevilla ha fijado para este jueves, tan sólo cuatro días después del final de la Liga, el arranque del juicio contra el futbolista del Real Betis Rubén Castro, que será enjuiciado por presuntos malos tratos a su ex pareja. La acusación particular que ejerce la víctima ha solicitado que la vista oral se celebre a puerta cerrada, según han indicado fuentes del caso. En diciembre pasado, la juez de Violencia sobre la Mujer número 3 confirmó su decisión de imponer una fianza de 200.000 euros al jugador.


El juzgado de Violencia abrió juicio oral al jugador por un delito de malos tratos habituales, otro de amenazas leve y seis delitos de maltrato en el ámbito familiar, de acuerdo con la acusación planteada por la Fiscalía de Sevilla, mientras que la acusación particular le atribuye un delito de amenazas leve, seis de maltrato familiar, un delito de coacciones, un delito de violencia habitual, una falta de injurias y un delito de agresión sexual. Este último delito fue introducido por la Audiencia de Sevilla, que estimó un recurso presentado por la acusación particular, lo que motivó el dictado de este nuevo auto de apertura de juicio oral.


La Fiscalía de Sevilla reclama cuatro años de prisión para el jugador del Real Betis por malos tratos a su ex pareja, una petición que sustituye a la inicial de dos años y un mes que se había solicitado antes de que la Audiencia acordara ampliar los cargos al delantero verdiblanco.

Por su parte, la acusación particular que ejerce la ex pareja del delantero reclama una condena de ocho años y nueve meses de prisión -o una pena subsidiaria de siete años de cárcel, si se considera que los hechos son constitutivos de delitos de maltrato, coacciones, violencia habitual y agresión sexual-. En concepto de responsabilidad civil, reclama una indemnización por el "daño físico y moral" ocasionado a la denunciante de 150.000 euros, más otros 500 euros por los daños físicos causados en la última agresión.


El nuevo escrito de conclusiones provisionales presentado por el Ministerio Público en el juzgado de Violencia sobre la Mujer atribuye ocho delitos al jugador: uno de maltrato habitual, otro de amenazas leves y seis delitos de maltrato en el ámbito familiar. Por el delito de maltrato habitual, la Fiscalía reclama una condena de un año y tres meses de prisión, así como la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de su ex pareja o al domicilio de ésta por un plazo de dos años y tres meses.