Espadas se reunirá mañana con Cabyfi, a petición de la empresa, para buscar soluciones al sector

Sobre la mesa estarán las dificultades para instalarse en la capital hispalense ante la supremacia del taxi, que no ha acogido de buen grado la llegada de la competencia
|

CochescalcinadoscabifyU10192525028inC620x349abc

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, prevé reunirse este lunes con la empresa de alquiler de coches con conductor Cabify, en respuesta a una petición expresa de dicha compañía, según informaba recientemente el propio primer edil, en declaraciones a los medios de comunicación. "Me han pedido esta reunión y se la he dado", ha indicado el primer edil. La reunión se celebrará después de que el pasado jueves, la Unión Nacional de Autoturismos (Unauto), que agrupa al sector de los vehículos de transporte concertado (VTC), analizase con la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, la "insostenible situación de violencia" que sufren los conductores que ejercen esta actividad en Sevilla, precisamente para las empresas de alquiler de coches con conductor como Cabify. Esta reunión señalada por Espadas se circunscribiría a la empresa Cabify, dado que la reunión también solicitada al Ayuntamiento por parte de Unauto aún no tendría fecha fijada, según han indicado a Europa Press fuentes de dicha organización.


Según los responsables de Unauto, entre los taxistas de Sevilla, Madrid o Barcelona existen "grupos violentos con estructura de organización criminal y objetivos mafiosos". En los últimos seis meses, según Unauto, la entidad ha denunciado "más de 40 altercados" en la ciudad hispalense, aunque "los incidentes por taxistas que amenazan, persiguen o coaccionan a los conductores (de VTC) ocurren prácticamente a diario". 


Desde que allá por septiembre de 2016 Cabify desembarcase en Sevilla capital, dicha empresa y otras de su sector han venido denunciando no pocas situaciones de violencia, acoso o coacciones a sus conductores, mientras el sector hispalense del taxi alerta de presuntas situaciones de "intrusismo" protagonizadas por conductores de vehículos de transporte concertado, cuya regulación es diferente a la de los taxis y más restrictiva.