La Guardia Civil investiga a 3 personas por estafar en la venta de barriles de cerveza

​Vendían a bares y otros negocios de venta al público, barriles de 50 litros de cerveza con los números de trazabilidad borrados. Se han intervenido 71 barriles de una conocida marca de cerveza
|

PRECINTADO 1

La Guardia Civil de Mairena del Aljarafe inicia la “operación barrilete” a raiz de la denuncia interpuesta por el representante de una conocida empresa cervecera en la que manifiesta que sospecha que su empresa está siendo víctima de algún tipo de estafa. Al parecer, una empresa distribuidora al por mayor, estaría comercializando barriles de 50 litros de cerveza de la marca que representa, de manera fraudulenta.

Los agentes inician la operación e inspeccionan una empresa de distribución detallista al por mayor, sita en un polígono industrial de Sevilla. Nada mas acceder al local, se observan 34 barriles de 50 litros de cerveza puestos a la venta al público cuyos números de trazabilidad del producto se encuentran supuestamente borrados de manera intencionada. Asimismo, en el almacén principal, existen otros 29 barriles del mismo tipo con los números borrados y 18 barriles vacíos, algunos con los números borrados y otros no. Deduciéndose que los que no presentan los números borrados eran recipientes devueltos a cambio de llevarse otros llenos.


Los números de trazabilidad son un requisito fundamental al objeto de controlar el producto que contiene el barril, comprobar la fecha de caducidad etc… y sirven para realizar el control de calidad del mismo. Con todo esto se pretende garantizar al consumidor que lo que consume se encuentra en condiciones óptimas. Al borrar supuestamente los números, la empreza distribuidora los vendería a precios inferiores al los que la empresa productora vende, tanto a mayoristas como a concesionarios autorizados. Por todo esto la Guardia Civil investiga a J.M.A. y a J.V.L., dos de los gerentes de esta empresa.


Las investigaciones de la Guardia Civil les conducen a una localidad de la sierra norte de Sevilla en la que tiene su sede una empresa intermediaria supuestamente vinculada. Una vez comprobadas las sospechas, se toma declaración en calidad de investigado a F.J.H.V., administrador de la misma.También de lo investigado, se dedujo que parte de los barriles de 50 litros de cerveza, suministrados anualmente al distribuidor autorizado en la localidad de la Sierra Norte de Sevilla, se distribuían fuera de su zona comercial autorizada, a través de una empresa intermedia, con supuesto perjuicio económico para la empresa productora y distribuidores autorizados en la ciudad de Sevilla, donde se distribuían al comercio mayorista y donde también se ubican los establecimientos donde se servía el producto al consumidor final.


Durante un periodo de 4 años se habría obtenido, en calidad de descuentos, un beneficio de casi 119.000 euros, parte de los cuales corresponderían a la empresa intermediaria.


Finalmente, la Guardia Civil de Mairena del Aljarafe culmina la operación con la investigación de estas tres personas y la intervención de 71 barriles de 50 litros de cerveza, 63 de los cuales estaban puestos a la venta al público en las instalaciones de la empresa distribuidora sita en un polígono industrial de Sevilla.