Presentado el cartel anunciador del junio eucarístico 2017

​Los diseñadores han querido unir la fe y la arquitectura en esta original obra.
|


Hermandades

El Consejo General de Hermandades y Cofradías ha presentado el cartel anunciador del Junio Eucarístico 2017, que es obra de los hermanos Ignacio y Luis Rubiño.
La elaboración del cartel es afrontada en este edición como un proyecto de fe desde la arquitectura dada la condición de arquitectos de sus autores, que quieren ponderar así los factores formales, compositivos y materiales que sintetizan la Eucaristía y su profunda carga simbólica y doctrinal: Memorial del Sacrificio, Sacramento y Apoteosis del Señor. Esencia, Presencia y Permanencia de Dios Vivo.

El cartel utiliza el color blanco como fondo uniforme por ser en la liturgia el reservado para el júbilo y el culto eucarístico. Un sagrario, proyectado mediante un procedimiento analógico tan afecto a la cultura arquitectónica, es el eje articulador y centro del cartel. Representa, recomponiendo fragmentos de los templos sevillanos donde radican las siete Hermandades Sacramentales no fusionadas, jalonadas por la iconografías de cuatro santos titulares de Hermandades fusionadas y presididos a su vez por la Inmaculada de San Lorenzo, una alegoría del Sacramento y un tributo a la orfebrería hispalense.

La figura de San Manuel González, “Apóstol de los Sagrarios abandonados”, inspira la dimensión simbólica del manifiesto, mientras Juan de Arfe, autor del tratado De Varia commesuración para la Architectura y la Escultura, así como de la magnífica custodia procesional de Sevilla, alumbra la solución material. A ambos personajes se rinde así un sentido homenaje.

Están dispuestos siguiendo el canónico trazado regulador de patrón triangular de la sección aurea, alusivo a la Santísima Trinidad -perfección y equilibrio, belleza que aproxima al Señor- un ostensorio, un viril de custodia conteniendo la Sagrada Forma y una moneda, en memoria de las que se acuñaban en Sevilla con motivo de celebraciones extraordinarias y cuya cara recoge el cuadro de Murillo de las Santas Patronas de nuestra ciudad, acompañan al Sagrario como elementos materiales, tratados todos en oro y plata, que resumen la liturgia sacramental y la elevada riqueza de la figura de Dios.

El cartel incorpora una serie de leyendas; pequeños textos alusivos a la Eucaristía que actúan como magnéticos a tractores para acentuar su mensaje convirtiéndolo en un auténtico vehículo de comunicación.

Las técnicas utilizadas para su realización son diversas y van desde el dibujo artístico y lineal, producidos tanto a mano como digitalmente, hasta la generación de objetos en tres dimensiones y la elaboración de maquetas; todos ellos medios habituales de representación de los proyectos de arquitectura.