Convocada una huelga de cuatro días en el campo ante los inclumpimientos de Asaja

​El sindicato denuncia que la patronal no quiere garantizar el convenio a pesar del fraude contrastado y sentencian que "una de cada tres peonadas" realizadas en Sevilla en el último año no se declararon
|


Campo 1


Juan Antonio Caravaca ha explicado que “mientras que la patronal ASAJA insiste en precarizar las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras, el empresario del campo tiene un beneficio del 52% en las cotizaciones respecto a los del régimen general”. Es decir, “si los empresarios del campo sevillano hubieran pagado por las peonadas que han dado de alta en el último año lo mismo que los empresarios del régimen general, las arcas públicas hubieran ingresado 36 millones de euros más”.

Así, este viernes, 12 de mayo, comienza en Sevilla una huelga general de cuatro jornadas en el campo sevillano para exigir que ASAJA, la patronal del campo, desbloquee la negociación del convenio colectivo para la provincia de Sevilla y abandone el inmovilismo en el que lleva meses inmersa. El secretario general del Sindicato Provincial de Industria de CCOO de Sevilla, Juan Antonio Caravaca, ha subrayado que “ASAJA se niega a garantizar el cumplimiento del convenio del campo a pesar del fraude constatado y que tantas veces hemos denunciado desde CCOO”. Y es que, el 100% de las denuncias que CCOO de Sevilla ha interpuesto a la Inspección de Trabajo han terminado con levantamiento de actas de infracción y encausamiento penal a empresarios por delito a los derechos de los trabajadores.

Además, “a pesar de las mejoras en los resultados de explotación del empresariado agrícola pretenden que no crezca el poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras, a pesar de que ellos y ellas han hecho un gran esfuerzo y han visto como su poder adquisitivo se reducía en los últimos años”. “Por ello, desde CCOO hacemos un llamamiento a los trabajadores y trabajadoras para que secunden la huelga general en el campo convocada para los días 12, 13, 14 y 15 de mayo”, ha sentenciado Caravaca.


PEONADAS


Según un estudio llevado a cabo por el Sindicato Provincial de Industria de CCOO de Sevilla, en la provincia una de cada tres peonadas que se realiza no es declarada. Es decir, si el pasado año se dieron de alta 5.977.931 peonadas quiere decir que en realidad se realizaron 8.966.896. Y es que, según Caravaca, “solo hay que dar una vuelta por el campo para ver cómo crece el número de frutales y se reduce el número de peonadas”.

“Esta situación, además de un problema para los trabajadores y trabajadoras, constituye un fraude para la seguridad social, porque el empresariado del campo está dejando de abonar a la Seguridad Social la cotización por la peonada del trabajador”, ha explicado Juan Antonio Caravaca.  Además, Caravaca ha incidido en que “el empresariado del campo tiene beneficios en las cotizaciones de los trabajadores y trabajadoras”. El tipo de cotización para un empresario del régimen general por contingencias comunes llega al 23,60% mientras que para un empresario del régimen especial agrario se queda en el 11,23%. Es decir, “el empresario del campo cotiza a la Seguridad Social por cada uno de sus trabajadores o trabajadoras un 52,41% menos que cualquier otro empresario”.

Así, “si los empresarios del campo sevillano hubieran pagado por las peonadas que han dado de alta en el mismo año lo mismo que los empresarios del régimen general las arcas públicas hubieran ingresado 36 millones de euros más”, ha sentenciado Caravaca.

Según Caravaca, “los trabajadores y trabajadoras han sacrificado poder adquisitivo en el campo”, mientras que “durante estos últimos cinco años las empresas del campo han mejorado su resultado de explotación un 65%”. Como afirma el sindicalista, “durante este tiempo el gasto salarial por trabajador se ha disminuido y por lo tanto la cuenta de resultado es satisfactoria”.


Caravaca ha insistido en que “la prioridad para nosotros es el cumplimiento del convenio” ya que “la patronal sabe perfectamente que los dueños de las fincas a los que representan están vendiendo la fruta en el árbol y se están desentendiendo de la aplicación del convenio en la recolección y los salarios al día que están fijados a 48 euros se están pagando a 30 y a menos”.