ÉCHAMELA QUE TE LA ECHO

¿QUÉ MÁS TE HACE FALTA?

|


17359152 1957255544502666 2427833734242097993 o 2

Un muy buen amigo mío, oriundo de Algar, recuperado de los Annales del tiempo, pleno y vigente hoy día gracias a las redes sociales, capital en todo este proceso me inquiría por mi ideal de estilo literario. Yo se la había echado previamente y solo hallé tres referencias, nociones para decirle que andaba en ello, depurándome. Que no me conformaba. Buscándome, y tratando de reconocerme en el relato de otros. Reconocimiento personal en lo que otros han compuesto, un proceso a la inversa concluimos.


Mientras discurríamos de lo humano y lo eterno me abordó la idea de la identidad. Y es cierto que en este ejercicio de reflexión semanal la tenemos muy presente. Su búsqueda, el encuentro de la misma, el camino, el ensayo, el error… Saberse o saber quién eres para saber lo que tienes que hacer. 


¿Qué más te falta? Un relato. Te falta narrarte. 


00004


Ahora que te encuentras y que ya sabes quién eres planteamos dos escenarios: Si soy yo, no sé si lo reconozco del todo; si soy yo, tal vez se parezca mucho al tipo que emprendió este camino y, de no ser así, que ocurre con el otro tipo ¿Cabe la posibilidad de fusionarlos? Hay un mecanismo poderosísimo. Contar tu historia. Hacer un relato de los hechos para dotarlos de todo significado. Sin los acontecimientos, no hay acción. Son las historias que nos contamos las que nos dicen lo que tenemos que hacer.


Y ahora, a ti qué te has asomado a mi ventana semanal en tu rutina de hoy y decidiste seguirme… Déjate tentar y juguemos al carnaval: disfracémonos de amantes, embriaguémonos el uno del otro, perdamos la cabeza y dancemos sin medida. Hagámoslo así y la resaca nos durará toda la vida… Date cuenta de que todo eso que hiciste. Todo lo que te ha traído hasta aquí está enmarcado dentro de un relato que dice que leer Échamela que te la echo tiene algún tipo de valor. Sin ese relato, el tuyo, hoy no te hubieses asomado. ¿Cuál es el relato que le da ese marco a nuestra vida entera? Cuéntamela que te la cuento…