Gran actuación de Padilla y El Fandi que no consiguen recompensa

​Los diestros hicieron las faenas más destacadas de la tarde y se quedaron a las puertas del triunfo por la negativa de la presidenta a concederles orejas. El Fandi tuvo que ser atendido en el muslo derecho.
|

Padilla

El primero puso en apuros a Padilla con el capote y después manseó en el caballo. El jerezano compartió banderillas con Escribano y ambos se lucieron. Padilla comenzó la faena doblándose muy bien con el toro recogiendo su huidiza embestida. La primera serie diestra fue dominadora y también ligó en la segunda, que hizo sonar la música. Cambió a la zurda y dejó muletazos estimables. Alternó ambas manos en una labor centrada que concluyó con circulares invertidos y toreo más de cercanía. Estocada trasera.


Padilla recibió al cuarto a portagayola y le dio tres largas de rodillas. Cuidó al toro en el caballo y Fandi le hizo un quite por zapopinas, respondiendo Padilla respondió con otro por faroles. Después de rivalizar en quites, ambos compartieron banderillas y destacó Fandi en un buen par de la moviola. Padilla puso toda la carne en el asador, comenzando la faena de muleta con las dos rodillas en tierra. En la segunda serie logró ligar con limpieza y entonó más su labor. Al natural no apretó al toro y en la siguiente serie diestra logró que sonara el pasodoble. Destacó una serie a pies juntos en el final de la faena y un bonito broche con muletazos por bajo. Estocada y petición mayoritaria. No concedió la oreja.


El Fandi recibió al segundo con dos largas cambiadas y estuvo variado con el capote. Hizo un quite por navarras e invitó a sus compañeros a banderillear, componiendo los tres un buen espectáculo. Brindó al público y trató de ordenar la embestida de un toro bastante descompuesto. En las primeras series ligó con la derecha a base de dejar la muleta en la cara y encelarlo. Por la izquierda el toro era peor. Fandi realizó una labor técnica pero sin conexión con el tendido. Mató de estocada. Palmas.


El mejor toreo de capa de la tarde corrió a cargo de El Fandi en el quinto, al que recibió muy bien a la verónica en lances que fueron coreados por el público. También estuvo inspirado en galleos y quites y gustó en el tercio de banderillas, sobre todo en un par de la moviola y otro al violín. Empezó la faena de rodillas y a punto estuvo de ser arrollado por el toro, que se venció por ese pitón propinándole un putazo en su rodilla derecha. Repitió el defecto en la siguiente serie y al natural tuvo un primer momento complicado: no venía con fijeza y el Fandi aguantó con valor. En la siguiente serie con la derecha llevó tapado al toro, se anticipó y ligó con mérito. Hubo más toreo con la derecha con más temple y bonitos muletas de desprecio al final. La espada quedó algo caída y aunque hubo petición mayoritaria, la presidenta no concedió la oreja.

Elfandi

Escribano se fue a portagayola en el tercero, dejando después algunos lances templados a un toro que se iba suelto. El de Jandilla fue cuidado en el caballo y Escribano compartió banderillas con sus compañeros, destacando su par quebrando junto a las tablas. Brindó al público y las primeras series fueron de acoplamiento, recibiendo una seria colada por el izquierdo. El de Jandilla fue a menos y cada vez se quedó más corto, sin darle opción a pesar de la insistencia del torero. Mató de estocada.


El torero de Gerena se fue de nuevo a la puerta de chiqueros en el sexto. Fue a más en banderillas y lo tuvo que hacer todo en las primeras series hasta que logró que el de Jandilla rompiera más. Fue como un espejismo porque pronto se apagó, intentándolo todo Escribano con un animal cada vez más parado.  


FICHA:
Se lidiaron cuatro toros de Jandilla y dos de Vegahermosa -segundo y cuarto-, bien presentados y de juego variado.

Juan José Padilla, vuelta tras petición y vuelta tras petición y bronca a la presidencia.
El Fandi, palmas y vuelta al ruedo tras petición de oreja
Manuel Escribano, silencio y silencio.

Parte Médico

 El Fandi fue atendido en la enfermería de "herida por asta de toro en tercio inferior cara anterior del muslo derecho que lesiona musculatura del cuadriceps en una extensión de seis centímetros. Se practica limpieza de herida, hemostasia y sutura de la misma".


Fuente: Toromedia