Más de 470 kilos de alimentos no aptos para el consumo son requisados en la Feria de Abril

Se trata de alimentos perecederos que no se encontraban en buen estado, no se conservavan con todas las garantías, o no se conservaban correctamente
|


Image content 18931476 20170502172255


Agentes de la Policía Local de Sevilla, SEPRONA de Guardia Civil y el Servicio de Consumo del Ayuntamiento de Sevilla han requisado más de 470 kilos de alimentos no aptos para el consumo en el operativo que se ha diseñado durante la Feria de Abril 2017. Esta dispositivo conjunto ha detectado a lo largo de la jornada de este martes más de 270 kilos de productos manufacturados sin ningún tipo de etiquetación junto a cárnicos en mal estado de conservación. Esta cantidad se suma a los 150 kilos de chocos, 15 kilos de boquerones caducados, así como otros 15 kilogramos de boquerones y 12 de solomillos sin etiquetar de forma correcta que se incautaron el pasado lunes dentro de las actuaciones realizadas en el marco de la preferia.


El operativo diseñado con este objetivo es similar al del pasado año y contempla la actuación en los puntos de acceso al Real, en el que participan hasta 100 agentes y funcionarios. El delegado de Movilidad, Seguridad y Fiestas Mayores del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Carlos Cabrera, destacó que “este dispositivo ofrece seguridad a los socios y clientes de las casetas. La cantidad de alimentos que se comercializa en Feria es importante, pero la especiales características del recinto ferial, que es cerrado, unida a la diligencia de los agentes, ofrecen una seguridad añadida a quienes vienen a disfrutar de la Feria y de su gastronomía”.

Son tres los parámetros que verifican sobra una carga que quiere entrar en el Real. 


Los inspectores de Salud del Ayuntamiento de Sevilla comprueban que los alimentos se encuentran en buen estado de conservación, están correctamente etiquetados y son aptos para el consumo. Agentes del SEPRONA adscritos a la Guardia Civil son responsables de comprobar que estos alimentos además se corresponden con los estándares mínimos necesarios para su captura y comercialización. Agentes de la Policía Local de Sevilla, además, realizan tareas relacionadas con el correcto almacenaje y transporte de estos alimentos para garantizar que acceden al Real en condiciones óptimas.


La Caseta de Niños Perdidos ha localizado a los padres de 9 niños con los que habían perdido el contacto. En este sentido, desde Cruz Roja se están distribuyendo pulseras identificativas para los menores en las que rotular los números de teléfono de los tutores en caso de extravío. Se realizaron además desde los servicios sanitarios unas 283 actuaciones, la mayoría de carácter menor como luxaciones y esguinces o lipotimias. Bomberos de Sevilla sólo realizó una actuación ante la alarma provocada por un vehículo de TUSSAM que sufrió un sobrecalentamiento y que fue controlado por el propio conductor con un extintor apoyado por el sistema de seguridad del vehículo, que impidió su propagación, en el entorno del Real.