La Biblioteca Infanta Elena presenta una muestra del legado del bibliófilo del siglo XVII Nicolás Antonio

Junto a la muestra de Nicolás Antonio se realiza una exposición de las seis obras premiadas en el concurso de pintura infantil 'Dibujo Sevilla'
|


Fotonoticia 20170502170603 640

El director general de Innovación Cultural y del Libro, Antonio José Lucas, y el delegado territorial de Cultura, Turismo y Deporte, José Manuel Girela, han inaugurado la exposición 'IV Centenario del nacimiento del bibliógrafo sevillano Nicolás Antonio (1617-1684)', que muestra una serie de notorios ejemplares de la sección del Fondo Local 'Patrimonio Bibliográfico Sevillano Nicolás Antonio' de la Biblioteca Pública. Además de esta exposición, para la conmemoración del centenario del bibliógrafo sevillano se ha programado una serie de actos y actividades encaminadas a dar a conocer a los usuarios de la Biblioteca y al público interesado, la figura y la obra de Nicolás Antonio, personaje cultural imprescindible de la Sevilla barroca.


Según un comunicado, la conmemoración del IV Centenario del nacimiento de Nicolás Antonio se desarrolla en distintas líneas de actividades: ciclo de conferencias sobre la Sevilla barroca, exposición fotográfica 'El Barroco: los libros y la época de la Sevilla de Nicolás Antonio', Mesa Redonda sobre Nicolás Antonio y visitas a monumentos y rutas culturales por Sevilla.


Nicolás Antonio nació en Sevilla en 1617, donde cursó estudios de gramática latina, filosofía y teología en el Colegio Mayor Santo Tomás. Posteriormente completó su formación con estudios de derecho canónico en las universidades de Sevilla y Salamanca, que le permitió ejercer la profesión de abogado una vez asentado en la capital hispalense. En 1659 fue nombrado por el rey Felipe IV Agente del Rey en Roma, a donde se desplazó permaneciendo veinte años entregado a su pasión por la bibliografía y donde comenzó a reunir una biblioteca, o librería como se decía en aquella época, de unos 30.000 volúmenes, que fue considerada como la más importante de su tiempo después de la Vaticana.


La pasión por los libros y la realización de obras de caridad llevó a Nicolás Antonio a la ruina, por lo que se vio obligado a volver a Sevilla, aunque por poco tiempo, pues pasó a Madrid debido a su nuevo nombramiento como miembro del Consejo Supremo de la Santa Cruzada. Falleció en Madrid el 13 de abril de 1684 a la edad de 67 años.


La obra que dio fama a Nicolás Antonio fue la creación de la 'Bibliotheca Hispana', muestra de su erudición bibliográfica, pues en ella recoge alfabéticamente la descripción de la obra de 1.569 escritores españoles desde la época de Augusto hasta el Siglo de Oro. La 'Bibliotheca Hispana' consta de dos partes. La primera parte, nominada Biblioteca Vetus, comprende un periodo de tiempo que va desde el reinado del emperador Augusto hasta el año 1500, y fue publicada póstumamente en el año 1696. La segunda parte, llamada Biblioteca Nova, registra a autores desde 1500 a 1670 y fue publicada en 1672, en vida de Nicolás Antonio. Esta exposición cuenta, entre otros objetos y libros, con seis ejemplares originales del siglo XVII, además de varios facsímiles


En el siglo XX Menéndez Pelayo consideraba a Nicolás Antonio como el padre de la bibliografía española, admirando su obra por la dificultad que en el siglo XVII tenía hacer acopio de tal cantidad de datos sobre escritores antiguos. Por todo ello la obra de Nicolás Antonio se convirtió en un modelo de metodología, que fue la base y el punto de partida de los trabajos sobre bibliografía española, hasta el punto de que en la actualidad es nombrado "príncipe de los bibliógrafos españoles", pues además de mostrar una mentalidad innovadora en la técnica bibliográfica, también demostró apertura de miras en la selección de autores, pues incluyó a mujeres y también a Juan Luis Vives, filósofo humanista y pedagogo de gran espíritu crítico. Muchos autores no se conocerían hoy día sin la obra de Nicolás Antonio.


Junto con la muestra de Nicolás Antonio se realiza una exposición de las seis obras premiadas en el concurso de dibujo y pintura infantil 'Dibujo Sevilla', dirigido a niños y niñas interesados en Sevilla como tema. La muestra estará expuesta al público hasta el 29 de mayo.