LAS COSAS QUE NO EXISTEN

LAS NIÑAS

|


Vecinitasrefinitiva 1

Eran tres. La que estaba buena, la que estaba buenecilla y la que no estaba buena. El Estado Mayor en la reserva, Aquilino Sainz de Balaustrada, confirma que la creación del grupo musical fue una invención de la inteligencia española. "Sabíamos que irrumpiría un ciclo de crisis económica y teníamos que desactivar la canción protesta para siempre. Así nació Ojú", revela Sainz de Balaustrada a Sevilla-Información.


El alto mando reconoce la improvisación: "Montamos el grupo corriendo, en Sevilla, con el primer nombre que se nos ocurrió; luego iniciamos la selección de las chicas: una medio famosa, otra que se nos quedó un poco bajita, y otra a la que llamamos Aurora Power".

El ex mando confirma que la presencia de Power fue la más arriesgada: "Todavía no entiendo cómo coló, pensé que nos pillaban seguro. Aurora es la hija de la bruja Avería y había que ocultar su identidad; a alguien se le ocurrió eso de Power, por la película del miniyó, qué risas, ... ahora nos arrepentimos de todo".


Otro dilema fue el estilo. "Buscábamos una fusión de música negra de baile, soul, hip hop, pop y r&b con flamenco. Las chicas le llamaron arambí, pero todo no iba a colar".

Las letras de Las Niñas denunciaban la desigualdad, la guerra o la explotación de la tierra. "Le dije al jefe que tenían contenido y actitud. El tío se moría de la risa, recuerdo que dijo: 'vale, pero en las portadas las ponéis en pelotas'. ¡Qué huevos le echamos!".



Unnamed 11


A partir de que la censurara TVE, Ojú se convirtió en el éxito del verano y la última canción protesta en España. "¿Quién no recuerda el 'no a la guerra, que la guerra, es mu perra'? Cuando la escuchamos por primera vez, y cada una bailando para un lado, nos quisimos morir", se escabulle el funcionario, pero el periodista es de raza: "Gescartera, gescartero, ¿porrón, pompero?". "De verdad, no puedo hablar más", concluye entre risas el militar, que justifica su trabajo: "Hicieron un segundo disco para disimular, y s'acabó. Compruebe los resultados: diez años de crisis y la gente flipando con Pablo Alborán. Es para que nos den una medalla".


Como un reconocimiento merece este reportaje de investigación, que volverá con la revelación de Las cosas que no existen como las novias que no te organizan la vida, los fancines gratuitos (a alguien le cuesta algo), los tatuajes con un ancla de barco, los tíos que no se ponen las camisetas de Bruce Springteen por dentro, o los djs que dejan las canciones hasta el final.


Olepapa