Participa Sevilla vuelve a sortear sus asientos de Semana Santa tras renunciar a ellos

Las sillas se adjudicarán de forma preferente a personas con una discapacidad acreditada del 65 o del 45 por ciento y con movilidad reducida
|


Sillas

El grupo municipal de Participa Sevilla ha anunciado que volverá a sortear los asientos para la Semana Santa, a los que volverá a renunciar como ya hizo el pasado año. Estos asientos, que le corresponden como grupo municipal, se ofrecen para que los pueda disfrutar cualquier persona, en especial quienes tengan algún tipo de diversidad funcional o problema de movilidad acreditado.

Para participar en el sorteo, Participa Sevilla ha habilitado un cuestionario en su página web: http://participasevilla.org/consultas/index.php/935254, que estará activo hasta el próximo domingo 2 de abril. Posteriormente, las sillas se adjudicarán con un sorteo que se realizará en función de las tres últimas cifras del número que salga en el sorteo de la ONCE del lunes 3 de abril. Además, a lo largo de ese lunes, y de forma previa al propio sorteo, se publicará en la propia web de la formación, el listado de números que han sido elegidos por todas las personas que hayan participado. A Participa Sevilla, como grupo municipal, le corresponde un palco con hasta seis sillas (aunque se limita a 4 si se utilizan dos sillas de ruedas) y se sortearán todas ellas.



Por segundo año consecutivo, Participa ha decidido que ninguno de sus integrantes ocupen estos asientos en la carrera oficial de la Semana Santa, que considera un privilegio. “Nuestro código ético es una especie de vacuna para no acabar repitiendo los vicios de la vieja política. De esta forma, nos comprometemos a renunciar a los privilegios que cómo organización política se nos concedan. Por ello, no tiene ningún sentido que ocupemos personalmente estos asientos y realizar un sorteo entendemos que es la mejor forma para gestionarlo de forma pública y transparente”, ha reconocido Susana Serrano.


Las plazas se adjudicarán de forma preferente a personas con una discapacidad acreditada del 65% o una discapacidad acreditada del 45% y con movilidad reducida. “Priorizamos a las personas con diversidad funcional, ya que el Ayuntamiento ofrece muy pocas plazas para ellas y su presencia en las calles para seguir esta celebración es mucho más complicada”, ha reconocido Serrano. Cualquier persona que sea elegida podrá asistir con un acompañante que no tiene por qué haber participado previamente en el sorteo.


Por último, Serrano ha incidido en que este sorteo también es una forma de denunciar el modelo de privatización de una fiesta popular, como ocurre con la Semana Santa en Sevilla. “En algún momento se debe reducir la excesiva privatización excesiva del espacio público, que, además, impide a miles de personas disfrutar por la situación económica en que se encuentran”, ha concluido Serrano.