Las cláusulas suelo siguen dando que hablar

|

Desde el año 2010 en el cual los afectados por las cláusulas suelo en España comenzaron a denunciar su caso, 15000 afectados se han embarcado en una macro-demanda histórica contra las entidades bancarias. Estos piden, básicamente, que les sea devuelto todo el dinero adicional que pagaron a la entidad por la imposición de esas “cláusulas”, pues algunos afectados aún no ven solucionado su problema.


Tras haber pasado ya siete años, se han distinguido dos vías por las que acudir a denunciar su caso, la vía judicial y la extra judicial. En referencia a la vía extrajudicial, el gobierno ha aceptado un plan en el que la entidad calcula la cantidad a devolver o bien esta, le ofrece una rebaja de la deuda. Es injusto, según informan fuentes del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla, pues debe devolverse la totalidad de los pagos que es lo que establece la ley.


Se recomienda a los afectados desde el Colegio de Abogados sevillano que, independientemente de la decisión que se tome (judicial, extrajudicial), esta sea consultada con un abogado, pues es de vital importancia no cometer ningún error a la hora de reflejar lo que se reclama y a lo que se renuncia. En caso de pactar directamente con la entidad, también se recomienda la mediación de un abogado al redactar el contrato final.


A día de hoy los casos se mantienen igual que años atrás, existe ambigüedad y disconformidad entre los afectados y las entidades en las cantidades a devolver y en las cantidades que los afectados destinaron a las entidades años atrás. Según la Asociación Española de Banca (AEB), la devolución de los pagos no entrañará dificultad pues algunos ya han sido calculados e incluso, algunos se harán en exceso.


Desde el Tribunal Supremo, según declaraciones de la AEB, se ha dejado muy claro la legalidad de estas cláusulas y que también pueden haber sido informadas al cliente de forma muy clara y reiterada. Además, debemos entre todos, mantener la estabilidad del sistema financiero y preservar el sistema hipotecario español, que es uno de los mejores a nivel europeo.



La AEB sostiene que los bancos no han actuado mal como piensa el ciudadano ni deben pagar por ello. Según esta, no todas las hipotecas tenían cláusulas suelo ni todos los contratos de hipoteca eran iguales y todo dependía de las negociaciones del cliente con su entidad. Lo que si es seguro, es que este problema seguirá dando que hablar pues la solución a este conflicto parece estar todavía lejos según los afectados.